Firmado el contrato del Servicio de actualización del Mapa Estratégico de Ruidos y de los Planes de Acción en Materia de Contaminación Acústica de Palencia

 

La Ley 5/2009, de 4 de junio, del Ruido de Castilla y León establece que los municipios con una población superior a 20.000 habitantes deben aprobar mapas de ruido, con la finalidad principal de permitir la evaluación global de la exposición a la contaminación acústica y el desarrollo de planes de acción en materia de contaminación acústica correspondientes a los ámbitos territoriales de estos mapas, para prevenir y reducir el ruido ambiental en el municipio siempre que sea necesario.

En Palencia se completó en 2012 y un año más tarde se elaboró una propuesta de planes de acción en materia de contaminación acústica. Ahora se ha rubricado el contrato para la actualización del mapa y el diseño de planes de acción.

Estos mapas de ruido tienen además otras aplicaciones como la reflejada en la Ley 10/2014, de 22 de diciembre, de Medidas Tributarias y de Financiación de las Entidades Locales vinculada a ingresos impositivos de la Comunidad de Castilla y León, la cual en su Disposición final octava modifica parcialmente la Ley 5/2009 del Ruido de Castilla y León, para contemplar que cuando el municipio disponga de mapa de ruido actualizado y realizado por una entidad de evaluación, los niveles sonoros para el estudio a presentar junto a la solicitud de licencia de construcción de un edificio se pueden obtener de dicho mapa de ruidos no siendo necesario presentar un estudio acústico específico.

En la Ley 5/2009, de 4 de junio, del Ruido de Castilla y León se contempla que los mapas de ruido y planes de acción en materia de contaminación acústica deberán revisarse y, en su caso modificarse, al menos cada cinco años a partir de la fecha de su aprobación.

En la realización de la actualización del Mapa Estratégico de Ruido de Palencia se considerará como área de estudio, es decir, como delimitación de la aglomeración, el conjunto de los suelos clasificados como urbanos y como urbanizables, ya que conforman, respectivamente, las zonas habitadas y las previstas para futuros desarrollos urbanísticos en el municipio.

Los suelos clasificados como rústico quedan fuera del área de estudio, ya que engloban las zonas no habitadas o excluidas del proceso de urbanización.

El plazo para la actualización del mapa estratégico de ruidos y la elaboración de los planes de acción es de 8 meses desde la adjudicación.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí