La Consejería de Fomento y Medio Ambiente, a través de la Fundación Patrimonio Natural de Castilla y León, junto a otros socios del Proyecto Circular Labs, acaban de lanzar una herramienta de autoevaluación digital que analiza el grado de circularidad y, por tanto, permitirá a las empresas conocer con detalle las características de su negocio enfocado al cambio de modelo económico

Es una iniciativa que forma parte de un proyecto Interreg de cooperación entre España y Portugal, cuyo objetivo esencial es mejorar la competitividad empresarial en el espacio ibérico, según han informado a Europa Press fuentes de la Junta.

El concepto de economía circular va ganando terreno en los últimos años, y la actual crisis sanitaria lo ha colocado en el centro del debate, como alternativa real para salir de la crisis económica.

La evaluación dará lugar a un diagnóstico detallado de los distintos procesos y aspectos de la gestión y funcionamiento de la empresa. Este primer resultado se podrá comparar con informes sucesivos que se generen cada vez que se lleve a cabo el análisis, de tal modo que pueda medirse el progreso de la empresa dentro de los parámetros que marca el modelo de economía circular.

Es una solución tecnológica «sencilla, intuitiva y gratuita». Empresas y trabajadores podrán acceder fácilmente y obtener las ventajas que ofrece el análisis de datos y parámetros en la sociedad digital. Esta premisa está en la base del desarrollo de la herramienta de autoevaluación que ya está disponible para todas aquellas empresas y emprendedores que lo deseen en la web de la Fundación Patrimonio Natural Fundación Patrimonio Natural y en https://circularlabstoolkit.eu/autoevaluacion/index2.php

Los emprendedores que apuestan por los principios de la economía circular tienen ahora una oportunidad para impulsar su visión y desarrollo económico y así paliar las consecuencias de la crisis. A este impulso se sumarán empresas tradicionales que pueden adoptar el nuevo modelo económico como una salida a la actual situación, informa EP.

Se prevé que la economía circular genere alrededor de 700.000 empleos en Europa hasta 2030, según un informe de la Unión europea, aunque hay previsiones que son aún más optimistas. Pero esta transición hacia un modelo económico nuevo, con nuevas reglas y modos de trabajar necesita un acompañamiento y un apoyo para abordar los cambios necesarios.

Además de esta nueva iniciativa, el proyecto Circular Labs acaba de realizar una encuesta centrada en el sector empresarial y pondrá en marcha en los próximos meses nuevas acciones orientadas a la formación, asesoramiento y apoyo a las empresas que quieran trabajar en el campo de la economía circular.

Son muchos los ámbitos en los que puede desarrollarse una actividad económica circular. El primer nivel reside en la fase de diseño de productos y servicios, el ecodiseño; un primer peldaño que implica innovación y creatividad para elaborar nuevos productos con la menor cantidad de materiales o con los materiales más adecuados, de tal modo que los bienes alarguen el mayor tiempo posible su ciclo de vida.

La economía circular abona, por tanto, el terreno para la innovación y la experimentación de nuevos modos de hacer y pensar, tan sólo hay que asomarse y mediante un click buscar un diagnóstico, que oriente un nuevo camino.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí