El presidente de la Junta de Castilla y León y los líderes de CCOO, Vicente Andrés, de UGT, Faustino Temprano, y de la patronal Cecale, Santiago Aparicio, pactan una treintena de iniciativas para ofrecer más protección al tejido económico y social

 

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha presidido por videoconferencia una reunión del Consejo del Diálogo Social junto a los secretarios generales de CCOO y UGT, Vicente Andrés y Faustino Temprano, respectivamente, y el dirigente de la Confederación de Organizaciones Empresariales en Castilla y León (Cecale), Santiago Aparicio, en presencia del consejero de Empleo e Industria, Germán Barrios.

Durante el encuentro virtual, se ha acordado la puesta en marcha de un Plan de choque con medidas extraordinarias que movilizará casi 220,3 millones de euros, destinadas a ofrecer un marco de protección a trabajadores, autónomos, empresas, familias y personas vulnerables en la Comunidad ante la crisis originada por el coronavirus.

El objetivo de este Plan es garantizar, en estos momentos de dificultad, la cohesión económica y social de la Comunidad.

Fernández Mañueco ha explicado que la prioridad es la atención sanitaria, la prestación de servicios sociales y el abastecimiento alimentario y de primera necesidad, pero también el mantenimiento del empleo y de la actividad empresarial.

En este sentido, ha explicado que este plan de choque contribuirá a minimizar el impacto social, y facilitará que la actividad se recupere tan pronto como la situación sanitaria mejore en la Comunidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí