Acciones para controlar al topillo campesino

La Consejería de Agricultura y Ganadería ha presentado a las organizaciones agrarias representadas en el Consejo Agrario de Castilla y León sus planes preventivos contra la plaga de topillos campesinos, entre cuyas medidas está la creación de la figura del ‘agricultor colaborador’.

La intención de la Administración Autonómica es incrementar los cauces de comunicación con los profesionales, y entre las medidas que incluye la JCyL figura la creación de una red de personas con las que establecerá fórmulas y mecanismos de comunicación periódica y sistemática.

La Junta de Castilla y León empleó 19,1 toneladas de veneno -bromadiolona- para combatir la última plaga de topillos, declarada en 2016 inicialmente en siete de las 59 comarcas agrarias de la Comunidad, pero que finalmente llevó a aplicar medidas en quince comarcas de siete provincias.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí