Protocolo de Actuación que desembocará en la firma de Convenio de Transición Justa para Garoña

El consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fdez. Carriedo; la secretaria de estado de Energía del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO), Sara Aagesen; la consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente del Gobierno Vasco, Arantxa Tapia; Carlos Daniel Casares, secretario general de la FEMP, en representación de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP); y Juan Pedro Sánchez, presidente de la Asociación de Municipios en Áreas de Centrales Nucleares (AMAC), han firmado hoy, de forma telemática, el Protocolo de Actuación que desembocará en la firma de Convenio de Transición Justa para Garoña (Burgos).

El documento refleja el compromiso expreso adquirido por las diferentes Administraciones para realizar un trabajo conjunto en el desarrollo del Convenio que será elaborado por el Instituto para la Transición Justa -organismo autónomo de MITECO- y que permitirá identificar y adoptar medidas para minimizar los impactos negativos sobre la actividad económica, el empleo y la despoblación en el área de influencia de esta central nuclear, como fórmula para garantizar un tratamiento equitativo y solidario a los trabajadores y los territorios afectados.

En el encuentro se ha puesto de manifiesto la importancia de este convenio para ayudar a optimizar las oportunidades que la transición energética y ecológica puede significar para esta zona, para lo que se cuenta con la colaboración de las distintas Administraciones implicadas, destacando que el proceso de participación pública se abrirá el próximo 20 de mayo.

Área de actuación

La primera fase en la elaboración del futuro convenio es la de delimitar el área geográfica de actuación, para lo que se aplican dos criterios. En primer lugar, el de cercanía a la central, que incluye los municipios que se encuentran en un radio de 10 kilómetros. Por otro lado, se tiene en cuenta a aquellas poblaciones que, aunque superen esa distancia, sufren impactos directos en sus ingresos fiscales o impactos en el empleo o en las rentas salariales de sus ciudadanos.

El Convenio de Transición Justa de Garoña incluirá 27 municipios, de los cuales 24 pertenecen a la Comunidad de Castilla y León, en concreto a las comarcas de Las Merindades, Bureba y Ebro. Se trata de los municipios de: Ameyugo, Berberana, Bozoó, Busto de Bureba, Cascajares de Bureba, Cillaperlata, Cubo de Bureba, Encío, Frías, Jurisdicción de San Zadornil, Medina de Pomar, Merindad de Cuesta-Urria, Miranda de Ebro, Miraveche, Navas de Bureba, Oña, Pancorbo, Partido de la Sierra en Tobalina, Quintanaélez, Santa Gadea del Cid, Santa María Rivarredonda, Trespaderne, Valle de Tobalina (central) y Villanueva de Teba. Los tres municipios restantes – Ribera Baja, Lantarón y Valdegovía- están ubicados en el País Vasco.

Participación pública

La participación pública es una de las claves en la elaboración de los convenios, ya que se trata de un proceso transparente e inclusivo en el que diferentes actores (empresas, sindicatos, ayuntamientos, instituciones académicas o asociaciones sin ánimo de lucro, entre otros) tienen la oportunidad de aportar e identificar proyectos para plantear un nuevo tejido productivo en la zona.

Tras el análisis de su viabilidad económica, social y ambiental, las iniciativas que se determinen como las más adecuadas recibirán apoyo técnico para buscar las líneas de financiación que permitan su puesta en marcha.

El Convenio de Transición Justa de Garoña será el resultado final de este proceso y en él se recogerá un plan de acción, con actuaciones concretas que impulsarán la diversificación de nuevas actividades económicas en coherencia con el contexto socioeconómico para garantizar su viabilidad y su mantenimiento a largo plazo.

Herramientas para crear tejido productivo en la zona

Los Convenios de Transición Justa constituyen una de las herramientas de implementación de la Estrategia de Transición Justa del Gobierno para contribuir a crear un nuevo tejido productivo en las zonas en transición energética a partir de la participación de los agentes implicados.

Asimismo, el protocolo destaca la necesidad prestar atención a la Estrategia de Dinamización Socioeconómica elaborada conjuntamente por los 14 municipios incluidos en el área de influencia de la central nuclear de Santa María de Garoña e integrados en la Asociación de Municipios en Áreas de Centrales Nucleares (AMAC), y las Asociaciones y Sociedad de Desarrollo Rural con presencia en el territorio, como base de la que poder inferir líneas estratégicas para el desarrollo territorial de la zona.

En este momento hay 12 convenios en marcha, entre los que se encuentran los que se han firmado con la Junta de Castilla y León para Bierzo-Laciana y Montaña Central Leonesa-La Robla (León) y Guardo-Velilla (Palencia).

La firma de los convenios se produce al final del proceso e incluye las mejores propuestas para el desarrollo de empleo sostenible en las zonas. Para ello, los Convenios de Transición Justa trabajan en procesos bien diseñados, con amplia participación de actores, transparentes e inclusivos, enfocados en identificar proyectos integrados de desarrollo territorial que garanticen la generación y fijación de empleo en las zonas afectadas, sostenible en el medio y largo plazo, además de ser los más adecuados en términos ambientales, sociales y económicos y que dinamicen la transición ecológica.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí