El Grupo Parlamentario Socialista ha registrado una petición para que el consejero de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León, Javier Ortega, comparezca en las Cortes para dar explicaciones sobre la grabación del programa de televisión ‘Prodigios’ en el Centro Cultural Miguel Delibes de Valladolid, así como otra para que se hagan públicos todos los contratos firmados entre la Administración regional y la productora del concurso desde 2015.

Así lo ha avanzado este jueves el coordinador de Turismo del Grupo Parlamentario Socialista, Ángel Hernández, quien ha comparecido acompañado por el portavoz socialista en la materia, el también procurador José Ignacio Martín Benito.

Hernández ha reclamado que Ortega ofrezca detalles sobre la grabación del programa, realizada en plena tercera ola de la pandemia y cuando la Junta había cerrado al público sus centros culturales, así como que indique las medidas sanitarias que se tomaron a la hora de rodar este espacio.

«El consejero tiene que dar la cara, sentarse en el Parlamento y resolver las dudas, no esconderse en un comunicado vago, sin información, sin aclarar nada y echando balones fuera hacia la productora», ha advertido el coordinador socialista en alusión a la nota echa pública el miércoles por la Consejería.

«Debe comparecer y explicar punto por punto todos los detalles», ha añadido Ángel Hernández, quien ha apuntado que también en la mañana de este jueves su Grupo ha registrado otra petición para que la Consejería entregue en las Cortes copia de todos los contratos firmados desde 2015 por la Junta de Castilla y León con Shine Iberia, tanto para la grabación de las distintas ediciones de este concurso como de otros que también produce la firma.

Después de que el vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea, retara a acudir a los tribunales a quien considerara que se habían incumplido las normas, Hernández ha reconocido que la legalidad de esta actuación «no está en entredicho» y «parece que no se ha incumplido», pero ha afeado que el Ejecutivo autonómico reclamara a todos los ayuntamientos el cierre de sus espacios culturales mientras él hacía «lo contrario por la puerta de atrás».

GARANTÍAS JURÍDICAS

En este sentido, ha recordado que cuando la Junta realizó esta petición, muchos alcaldes socialistas le reclamaron que lo recogiera mediante orden en el Boletín oficial de Castilla y León (Bocyl) para contar con «garantías jurídicas», algo que la Administración regional no hizo.

En cuanto a la posibilidad de que se hubiera suspendido este rodaje hasta una mejoría de la situación epidemiológica, Hernández ha asegurado que la información que se tiene del contrato no indica que hubiera cláusula alguna que penalizara esa suspensión, por lo que ha sentenciado que no existe «ninguna excusa contractual» para no haberlo parado.

En este sentido, el político socialista se ha preguntado «dónde está» la «ejemplaridad y responsabilidad» a la que apeló la Junta cuando anunció el cierre de sus centros culturales y pidió que el resto de administraciones hicieran lo propio, así como «dónde estaba» Igea cuando se cometió «esta tropelía».

«Dónde está el vicepresidente encargado de parar cabalgatas, el que decía: ‘quédense en casa, por favor’, el que decía que íbamos a tener entre 50 y 60 muertos diarios, el decía a la gente que estaba en la calle que había hueco para ellos en las UCI de Burgos», se ha preguntado Hernández, quien a continuación a aventurado que «seguro que etaría escribiendo en Twitter».

Ante esto, considera que hay que tener «muy poquita vergüenza» para decir que su actuación «es legal» cuando el vicepresidente de la Junta «ha dicho las barbaridades que ha dicho» y ha sido «el pirómano» de la Comunidad, al tiempo que «pedía lealtad a los ayuntamientos para suspender y él por la puerta de atrás permitía que se grabaran galas durante cinco días con familias de toda España».

Por todo ello, Ángel Hernández ha insistido en que los responsables de la Junta «tienen que asumir responsabilidades» y «no puede ser se dediquen a pedir a los demás lo que no dan ellos».

RESPONSABILIDADES

Por su parte, José Ignacio Martín Benito ha señalado tanto al consejero de Cultura y Turismo como al resto de altos cargos del departamento, incluidos viceconsejero, director general de Promoción Cultural y director de la Fundación Siglo, tras lo que ha apuntado que «si ninguno de ellos da explicaciones y asume sus responsabilidades», en «último término» el PSOE se las exigirá al presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, a quien reclamarán «que lo aclare y depure responsabilidades en el seno de la Consejería».

Asimismo, Martín Benito ha expresado la «preocupación» que le han trasladado profesionales del sector cultural de Castilla y León por el «daño» que esta cuestión hace a su imagen y al de la Comunidad, lo que se suma al problema de salud pública que pueda haberse generado y a la «incoherencia radical» en que ha caído, a su juicio, el Gobierno regional.

El portavoz socialista de Cultura y Turismo también se ha mostrado crítico por los 428.000 euros abonados por la Junta, según ha afirmado, a la productora cuando el sector cultural de la Comunidad «está sufriendo los efectos de la pandemia y las restricciones del Gobierno de Mañueco».

Toda esta «mala praxis» de la Junta y esta «nueva tropelía de la Fundación Siglo» supone, ha insistido, un «torpedo a la línea de flotación» de la industria cultural de Castilla y León, lo que resulta de una «gravedad supina».

Al hilo de esto, su compañero Ángel Hernández ha lamentado que las explicaciones lleguen «tarde y a remolque», con informaciones «contradictorias» en el comunicado de la Consejería y sin «desgranar lo que ha pasado».

En este sentido, ha cuestionado que no se parara el rodaje con cuatro positivos en una orquesta de 60 personas, lo que supondría una incidencia acumulada, según sus cálculos, de 6.000 por cada 100.000 personas, y con el propio director de la formación «teniendo que abandonar los ensayos».

También ha puesto en duda la información sobre quién se encargaba de realizar las pruebas de COVID, si era la Consejería o la propia productora del programa, y ha considerado «el colmo» que el día 14 de enero se pusieran a la venta las entradas para las galas y el 15 se retiraran por el adelanto del toque de queda, lo que demuestra, en su opinión, que «no se hablan» entre los distintos departamentos de la Junta.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí