Quiñones espera que la «posición de la razón» de Planas con el lobo no busque sólo «salvar los muebles» con las OPA

Pide al PSOECyL la misma «nitidez» en su postura que los socialistas asturianos y que medie ante el Gobierno

El consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha mostrado su esperanza en que la «posición de la razón» defendida por el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, respecto a la caza del lobo sea «la posición real del Ministerio» y no se limite a un intento de «salvar los muebles» con las organizaciones profesionales agrarias (OPA).

Suárez-Quiñones ha alabado el desacuerdo público de Planas con la intención del Ministerio para Transición Ecológica y el Reto Demográfico de prohibir la caza del lobo al norte del Duero y ha subrayado que la opinión del ministro «es la posición de la razón». «No tiene ningún sentido lo que está pasando, no acabamos de entender un Ministerio para el Reto Demográfico que toma decisiones a espaldas de las comunidades autónomas afectadas», ha criticado el consejero.

Asimismo, ha recordado «la experiencia probada» de Castilla y León, donde el lobo ya se encuentra protegido al sur del Duero, zona que alberga el 25 por ciento de las poblaciones de lobo de la Comunidad y, sin embargo, registra «el 80 por ciento de los ataques» a explotaciones ganaderas, mientras que al norte de este río, donde es especie cinegética, los ataques apenas suman el 20 por ciento del total de la región.

Ante estos datos, Suárez-Quiñones se ha aventurado a imaginar «qué ocurrirá» con el mismo estatus en el norte que en el sur, por lo que ha reiterado que «no se entiende este ataque a la ganadería» y ha confiado en que «se imponga el sentido común» y la decisión «no llegue al fin que pretende la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, aunque ha advertido de que en caso contrario, Castilla y León y el resto de comunidades afectadas lucharán «con todas las armas» incluso en los tribunales.

El consejero también ha criticado la falta de contacto por parte del Gobierno de España con las regiones implicadas y ha defendido que cualquier cambio en la estrategia respecto al lobo «debe hacerse desde el diálogo» y «no desde la imposición».

Juan Carlos Suárez-Quiñones ha recalcado que la decisión del Ministerio supone «una puñalada de muerte a la ganadería extensiva y al medio rural», por lo que ha reclamado «gobernar menos desde el despacho y estar en el territorio». «Si un ministerio es para el Reto Demográfico, no puede tomar decisiones contra la demografía y a favor despoblación», ha sentenciado.

RAZONES DE CONSERVACIÓN

Asimismo, ha subrayado que el Ministerio de Transición Ecológica «no aduce razones de conservación» en esta decisión, pues desde el año 90 la población de lobos en Castilla y León no ha dejado de crecer hasta pasar de los 400 a los 2.000 ejemplares.

También ha rechazado las posibles razones culturales en una Comunidad que gestiona un centro de interpretación en la provincia de Zamora que recibe «miles de visitas todos los años» para que la ciudadanía absorba «la cultura de este animal mítico».

En cuanto a la decisión de la Comisión Estatal para el Patrimonio Natural y la Biodiversidad, el consejero ha criticado que no se haya tenido en cuenta a las regiones que sufren este problema y se haya equiparado su voz con la de aquellas que carecen de poblaciones de lobo, a pesar de lo cual «había una mayoría» que apoyaba la posición de Castilla y León.

En este sentido, ha censurado que no se permitiera intervenir a la ciudad autónoma de Ceuta, que sufrió problemas de conexión, y que «iba a apoyar» a Castilla y León.

Juan Carlos Suárez-Quiñones ha defendido la unidad de acción con las comunidades de Galicia, Cantabria y Asturias, así como con las organizaciones agrarias, al tiempo que ha señalado los contactos con las distintas fuerzas políticas de la región, sobre lo cual ha pedido «nitidez» al PSOE de Castilla y León en su postura como ocurre con el asturiano, donde «no tiene ninguna duda».

En este sentido, ha recordado que en una proposición no de ley debatida hace un año en las Cortes la postura de los socialistas castellanoleoneses «no pareció muy nítida» y ha hecho un llamamiento para que «diga claramente su posición» y «medie» con el Gobierno de España para que no consume su decisión sobre la caza del lobo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí