Renault acepta que el convenio para España tenga vigencia a 4 años, pero sin aumentar costes en los dos primeros

La Dirección de Renault ha aceptado este jueves, en la reunión de la Comisión Negociadora constituida con la representación sindical en las factorías españolas, que el Convenio Colectivo en el que se trabaja tenga una vigencia de cuatro años (2021-2024) pero ha recalcado la importancia de no incrementar los costes de producción en los dos primeros ejercicios de ese periodo.

Según han señalado fuentes de la compañía gala en un comunicado recogido por Europa Press, la Dirección ha transmitido nuevamente «la importancia de cerrar la negociación de este convenio colectivo cuanto antes» para poder optar a la adjudicación de los nuevos productos del Plan Renaulution. De hecho, se han fijado las dos próximas reuniones para los días 28 y 29 de enero.

«Para demostrar su voluntad de continuar avanzando», han apuntado fuentes de la empresa en un comunicado recogido por Europa Press, se ha aceptado este viernes la propuesta de la representación sindical de firmar un convenio colectivo con vigencia para cuatro años (2021-2024), en lugar de los dos propuestos inicialmente por la empresa.

No obstante, ha recordado la importancia de «acompañar la estrategia Renaulution de la compañía», que indica que «especialmente los primeros dos años en los que Renault no puede incrementar los costes».

De esta manera, se ha retomado la negociación del Convenio Colectivo después de que la representación sindical tuviera ya la pasada semana la oportunidad de conocer el Plan Estratégico Renaulution y la posibilidad de que algunos de estos nuevos productos lleguen a las fábricas españolas.

El director de Recursos Humanos de Renault España, José Antonio Rodríguez, se ha encargado de repasar en la Comisión Negociadora las grandes líneas del Plan Estratégico Renaulution, con especial mención a los posibles productos que podrían llegar a las fábricas españolas «si se logra un acuerdo equilibrado que ayude a mejorar la competitividad de las mismas».

En este sentido, se ha señalado que la Factoría de Palencia podría recibir hasta tres carrocerías del nuevo vehículo HHN –sobre la plataforma del Kadjar– y la Factoría de Valladolid un nuevo vehículo de la plataforma B, adicional al Captur; en ambos casos se trataría de vehículos híbridos.

La Factoría de Motores Valladolid, por su parte, recibiría el motor HR12 y las evoluciones del mismo y la Factoría de Sevilla una nueva caja de velocidades. Estos dos órganos mecánicos serían también híbridos, lo que posibilitaría a las fábricas de mecánica españolas «introducirse en la órbita de la nueva movilidad».

Asimismo, se recordó que toda esta carga de trabajo implicaría la consolidación de la Ingeniería en España, que se especializaría en el desarrollo de la tecnología híbrida y las nuevas movilidades, y que la sede de Renault en España continuaría estando en Madrid.

Para agilizar la negociación, la Empresa ha solicitado también a los sindicatos la posibilidad de convocar reuniones dos veces por semana y la Comisión Negociadora aceptó la propuesta de Renault, por lo que quedaron fijadas ya las próximas reuniones para los días 28 y 29 de enero.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí