Renault ha comunicado a los sindicatos la eliminación de medio turno de trabajo en la factoría de Palencia a partir de enero, lo que afectará a unos 300 puestos de trabajo eventuales y fijos.

Así lo han señalado los sindicatos, a quienes se ha convocado este miércoles a una reunión de la Junta de Portavoces del Comité de Empresa en la que ha anunciado esta medida, que se hará efectiva la primera semana de 2021, informa Europa Press.

Para la gestión de ese excedentario, según UGT, la empresa ha informado a los sindicatos que, una vez finalizados los contratos eventuales, que llegarán todos a termino, se abrirá una opción de traslado voluntario de trabajadores de Palencia a Valladolid y, en caso de que no se cubrieran la vacantes, se aplicaría la movilidad geográfica contemplada en el convenio.

La Sección Sindical de UGT ha lamentado esta bajada de actividad y «espera que sea algo coyuntural», al tiempo que ha avisado de que velará por el cumplimiento «estricto» de lo que se tiene pactado en cuanto a movilidad en el convenio.

Además, ha hecho un llamamiento a la Dirección de Renault para que haga la opción de traslado voluntario en las condiciones «más óptimas y flexibles» para primar la voluntariedad de los trabajadores de Palencia y evitar así «traslados traumáticos».

También ha solicitado que los listados de inamovibles sean lo más reducidos posibles y atiendan a criterios objetivos para evitar malestar entre los trabajadores afectados en caso de ser necesario utilizarlos.

En una línea similar se ha expresado CCOO, que considera que es un «mal día» por este anuncio y espera que el excedente de trabajadores «en primer lugar sirva para reforzar las líneas y minimicen los ritmos y enciclado que tantos problemas está generando».

El sindicato ha lamentado esta situación por el impacto que tiene sobre el empleo de la factoría de Palencia y la repercusión que tendrá en Valladolid y las empresas auxiliares, al tiempo que ha asegurado que velará por la vigilancia del cumplimiento de lo acordado con especial hincapié en que sea lo menos traumático posible.

Por su parte, CGT ha criticado la «mala fe» de Renault durante la negociación del convenio y ha calificado de «provocación» la comunicación oficial que la Dirección ha dado a los portavoces de los sindicatos.

El sindicato, en un comunicado recogido por Europa Press, ha apuntado que la decisión es «unilateral» y considera «innecesaria» la eliminación del turno porque la bajada de producción podría ser absorbida por los turnos existentes disminuyendo los elevados ritmos de trabajo que sufren los trabajadores en la cadena.

SIN JUSTIFICACIÓN

Además, ha añadido que la Dirección de la empresa no ha aportado aún datos suficientes que justifiquen esa medida ve una «provocación» que el anuncio se haga en un momento en el que se está negociando el convenio colectivo.

«La mala fe por parte de la Dirección de la empresa al contaminar las negociaciones planteando este tipo de escenarios podría ser respondida con una convocatoria de huelga», algo que el sindicato ha asegurado que no descarta previa consulta con el resto de organizaciones.

Además, ha advertido de que las consecuencias de esta decisión «no se van a limitar únicamente a la destrucción del empleo en Renault», dado que empresas como LEAR, proveedora de la marca del rombo, ya ha anunciado la aplicación de un Expediente de Regulación de Empleo de carácter extintivo en su planta de Cataluña como consecuencia de la bajada de producción en la factoría de Renault Palencia.

Así, el sindicato indica que otras empresas como Faurecia o SMRC, entre otras, también pueden verse afectadas por esta medida.

«Nos encontramos en un momento crucial para el futuro del sector en este país y la unidad de todos los trabajadores y trabajadoras del sector, es más necesaria que nunca», ha agregado.

En una línea similar, Trabajadores Unidos ha criticado que en plena negociación del convenio la empresa «siempre» les intente «apretar las tuercas» y ha censurado llevar años «sometidos a chantajes cumpliendo su política de terror».

A este respecto, ha afirmado que en un convenio Renault «siempre tiene que tener sobre la mesa una espada de Damocles» y en este caso le ha tocado a la factoría de Palencia. TU ha señalado que la vida de un modelo tiene fecha de caducidad, por lo tanto es «lógico» que la empresa busque nuevos proyectos industriales y «para eso dispone de personal, directivo, ejecutivos industriales, etcétera, con muy buenos salarios desconocida su cuantía, en los convenios».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí