El Parlamento de Cantabria ha dado este lunes su respaldo unánime al convenio de colaboración con Castilla y León en diversas materias, entre las que destaca la sanitaria, permitiendo, entre otros aspectos que más de 12.200 pacientes de municipios de Palencia y Burgos sean atendidos en el Hospital de Tres Mares e incluso «con carácter excepcional» en Valdecilla.

El convenio será rubricado este martes en Arija (Burgos).

Se trata del primer convenio de carácter general entre estas dos comunidades y, además del ámbito sanitario, establece las bases para articular vías de colaboración en otras materias, como la prevención de incendios forestales, espacios naturales protegidos, gestión del lobo y la atención de las emergencias.

En lo sanitario, además de la atención en Tres Mares Concretamente, el convenio posibilitará la atención en el Hospital a más de 12.000 vecinos del norte de Burgos y Palencia, contempla que 40 habitantes de distintas localidades de Valderredible en el centro de salud de Valle de Valdebezana, en la provincia de Burgos y también la asistencia en Atención Primaria de algunas localidades castellanoleonesas en municipios de Cantabria. Se prevé la contraprestación económica en base a la orden de precios públicos.

En el ámbito de protección civil y emergencias, el Gobierno de Cantabria prestará apoyo a la Junta de Castilla y León a través del servicio de rescate vertical y del helicóptero medicalizado
del 112.

Asimismo, el acuerdo contempla otras vías de cooperación en educación, turismo, infraestructuras de comunicación y transporte, cultura, servicios sociales, universidades o igualdad, entre otros apartados.

La consejera de Presidencia, Interior, Justicia y Acción Exterior, Paula Fernández, ha expuesto en el Pleno este convenio que, a su juicio, es «muy beneficioso» para ambas comunidades.

El Gobierno de Cantabria lo aprobó finalmente el jueves en su reunión semanal y lo remitió al Parlamento para su debate y visto bueno en el Parlamento. Este martes, 27 de octubre, lo suscribirán el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, y el de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández.

Fernández ha destacado el hecho de que este convenio se suscriba entre «dos gobiernos», con «cuatro partidos»: el bipartito PP-Cs de la Junta de Castilla y León y el formado por PRC-PSOE en Cantabria «trabajando juntos y coordinados por el interés de los vecinos».

También ha avanzado que se está empezando a trabajar ya en la renovación del convenio de colaboración para la prestación sanitaria en las zonas limitrófes de Cantabria y País Vasco y ha añadido que ello se hará también «bajo la fórmula de un protocolo general que permita colaborar en todos nuestros ámbitos competenciales».

Todos los grupos parlamentarios han dado su voto a favor a este convenio al considerar que es «bueno» y «beneficioso» para los ciudadanos de estas zonas limítrofes, si bien algunos partidos han puesto algunos ‘peros’.

Uno de ellos ha sido el PP, que aunque considera que este convenio es «bueno» para los vecinos de las zonas limítrofes de ambas comunidades, cree que tiene «muchas deficiencias» que generan «dudas» e «incertidumbres» y hacen que no pase de ser «una declaración de voluntades» entre ambos territorios.

Así, por ejemplo, el diputado ‘popular’ y exgerente de Valdecilla, César Pascual, ha afirmado que este convenio, pese a abordar diferentes materias, solo establece «obligaciones y compromisos» en lo relativo a la sanidad, siendo en el resto de aspectos «divagaciones».

También ve lagunas en este convenio en lo que se refiere a la Sanidad y considera «sorprendente» la «falta de memoria de impacto presupuestario», e informes de la Consejería de Economía y Hacienda y de la de Sanidad.

A juicio de Pascual, en el convenio «no queda claro» lo que tiene que ver con la financiación ni hay un cálculo del gasto o los recursos que va a suponer dicho acuerdo.

Pascual ha explicado que el PP no se ha opuesto al convenio porque «es bueno» para las dos comunidades autónomas y los ciudadanos de las zonas limítrofes pero considera que «en breve plazo» debe completarse con protocolos y acuerdos específicos que subsanen estas «deficiencias».

Por su parte, el portavoz del grupo mixto-Vox, Cristóbal Palacio, ha lamentado que en España haya, según ha dicho, una «sanidad fragmentada» «no sujeta a las necesidades de los pacientes sino a las necesidades políticas de las comunidades autónomas», lo que, a su juicio, produce un «deterioro» en la asistencia.

Ha reivindicado que cualquier ciudadano de España, con su DNI, debería de ser atendido en cualquier centro sanitario del país y poder recibir asistencia, por ejemplo, en el más especializado en cada dolencia.

El portavoz del grupo mixto-Vox ha lamentado que haya que firmar un convenio para que hacer que es «evidente», como que «un señor de Aguilar pueda ser atendido en Tres Mares o Valdecilla», sea lo «natural». También ha criticado las «limitaciones» del convenio, como aquello que tiene que ver con la atención hospitalaria a castellano-leoneses en Valdecilla.

Por su parte, Cs ha aplaudido este «buen convenio» para las dos comunidades y también «para España».

A su juicio, este tipo de convenios contribuyen a «fortalecer y dotar de vigor» al Estado autonómico y ha criticado las palabras del portavoz de Vox sobre el Estado Autonómico.

El portavoz de Cs, Félix Álvarez, ha deseado que se desarrollen otros similares con Asturias o el País Vasco.

Por su parte, PRC y PSOE han aplaudido este convenio y lo consideran una «buena noticia».

Los socialistas lo consideran «un buen camino para mejorar la vida» de castellano-leoneses y cántabros y han resaltado que este convenio «trasciende» lo sanitario y abarca materias que son «prioridad absoluta» para el PSOE, permitiendo planes «ambiciosos» e «interesantes» en ámbitos como la industria, el transporte, la educación o la cultura, tal y como ha indicado su portavoz, Noelia Cobo.

Y los regionalistas han coincidido con el PP en que «gran parte» del convenio es una «declaración de voluntades» y «de colaboración» y han señalado la necesidad de que hay que plasmar en convenios concretos en cada materia que permitar bajar en el ámbito de las políticas y medidas concretas.

Sin embargo, el portavoz del PRC, Pedro Hernando, ha señalado que este convenio establece un «marco global» sin el que, según ha dicho, np no sería posible desarrollar actuaciones concretas.

Para el PRC este convenio de colaboración es un «ejemplo claro» de «hacia dónde tiene que caminar el Estado autonómico», el cual ha defendido y ha avisado de que el partido estará «enfrente» de quien defienda postulados contrarios, aunque «legítimos», a este modelo, como Vox.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí