La ministra para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha convocado a los consejeros de Medio Ambiente de Castilla y León, Galicia, Asturias y Cantabria a una reunión telemática que se celebrará este lunes, día 15 de febrero, por la tarde para analizar el nuevo estatus del lobo ibérico en España y buscar consensos de cara a la futura estrategia de gestión de la especie.

Según han informado fuentes conocedoras de la cita y han confirmado fuentes ministeriales a Europa Press, Ribera telefoneó este miércoles por la tarde a los cuatro consejeros de quienes depende la gestión del lobo en estas comunidades autónomas donde habita en torno al 95 por ciento de la población de la especie.

Así, llamó por teléfono a la consejera gallega de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda, Ángeles Vázquez; al consejero de Medio Rural y Cohesión Territorial del Principado de Asturias, Alejandro Calvo; al consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria, Guillermo Blanco; y al consejero de Fomento y Medio Ambiente de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones.

Ribera emplazó a los cuatro a una reunión que tendrá lugar el próximo lunes por la tarde. Con esta cita la ministra responde a la petición de reunión que estos mismos representantes le llevan solicitando por carta desde el 26 de octubre de 2020.

Las cuatro comunidades autónomas se han opuesto a incluir al lobo ibérico en el Listado de Especies de Protección Especial (Lespre) también en al norte del Duero -lo que implica la prohibición de cazarlo- ya que defienden que en estas zonas las poblaciones han crecido al tiempo que se ha realizado una adecuada gestión desde que se puso en marcha la estrategia vigente en 2005.

Así, las cuatro se oponen no solo a elevar la protección del lobo sino que también critican la fórmula en la que se quiere renovar la Estrategia: sin realizar primero un análisis y diagnóstico de la situación, ni llevar a cabo el preceptivo censo nacional decenal.

Estos territorios han anunciado que adoptarán todas las medidas a su alcance para tratar de parar esta política que, según aseguran estas fuentes no está teniendo en cuenta la ciencia y los territorios sino únicamente el valor cultural de la especie.

Desde el departamento de Ribera entienden que el encuentro es un paso más en la búsqueda de una solución de consenso para garantizar la plena convivencia de la ganadería y la biodiversidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí