Los drones han llegado para quedarse

Rodrigo Cabezudo compagina su trabajo en el negocio familiar de la estación de servicio Fuentepino de Baltanás con el Doctorado de Ciencia e Ingeniería Agroalimentaria y de Biosistemas, unos estudios a los que ha llegado debido a su afición por el aeromodelismo. Afición que, además, le ha llevado a crear su propio dron acuático con el que ha conseguido varios galardones.

Natural de Baltanás, Rodrigo Cabezudo Tejeda, con tan solo 28 años, ha demostrado ser un joven emprendedor, con ganas de desarrollarse en el ámbito docente, con ilusión de abrirse nuevos horizontes en lo que él denomina ‘su afición’ y con ambición para seguir creciendo y ayudando a desarrollar nuevos métodos de trabajo en el sector agroforestal.

Su vida está ligada al mundo de los drones. Todo empezó a los 16 años cuando comenzó a aficionarse al aeromodelismo. Ante la dificultad de encontrar recambios asequibles acabó por realizar las reparaciones él mismo. Pocos se podían imaginar en estos inicios que este joven terminaría por crear su propio dron acuático y con el que obtendría varios premios a nivel regional.

Un invento que fue el resultado de la fusión de la afición de Rodrigo por todo este mundo de los drones y de los estudios de Grado en Ingeniería Forestal y del Medio Natural en la Escuela Técnica Superior de Ingenierías Agrarias de Palencia, que en ese momento estaba cursando. “Para el trabajo de fin de Máster en Ingeniería de Montes quise realizar un estudio en el que necesitaba inventariar parte de los ríos de la provincia, pero los equipos que existían en el mercado eran realmente caros y en muchas ocasiones había que meterse dentro del cauce y cruzar el río de orilla a orilla cargado con los instrumentos”, señala Rodrigo.

Por ello pensó que sería buena idea diseñar, construir y calibrar su propio dron acuático con una serie de sensores que él mismo desarrolló para poder tomar la información que necesitaba.

Velocidad, profundidad, temperatura, turbidez. El dron acuático era capaz de almacenar todos esos parámetros en una unidad de memoria y georreferenciados con un sistema GPS instalado en el propio dron acuático.

Después de desarrollar este prototipo funcional, que le sirvió a Rodrigo para defender su trabajo fin de Máster, se dio cuenta de que había creado una herramienta que no existía hasta el momento. “Solicitamos su protección intelectual por medio de la patente de diseño y, paralelamente, gracias al Parque Científico de la Universidad en Palencia, a su directora y al Programa Yuzz; pulimos un modelo de negocio o Startup”, señala este joven quien añade que “vimos el potencial de aplicar este equipo y otros drones y sensores al mundo agroforestal”.

PREMIOS. Hasta el momento ha obtenido el Premio Semilla de Oro en los Premios Semilla Empresarial Castilla y León 2018, el accésit honorífico de la Startup en los premios Generando Valor Rural 2017 de la Diputación de Palencia y dos PROMETEO.

El seguir investigando, junto a la afinidad por la docencia y la transmisión de los conocimientos adquiridos, hizo que Rodrigo se matriculara en el Doctorado de Ciencia e Ingeniería Agroalimentaria y de Biosistemas, pasando a formar parte, además, del grupo de Investigación de Eco-Hidráulica Fluvial de la Universidad de Valladolid.

Actualmente sus trabajos e investigaciones pasan por desarrollar una línea en la que la información captada por los diferentes sensores tanto ópticos como multiespectrales alojados en drones, puedan aportar datos relevantes en momentos críticos para la gestión agroforestal.

Parte de los estudios que ha realizado han sido seguimiento de plagas y actuaciones en cultivos además de trabajos audiovisuales para vídeos y fotografías promocionales y corporativas, así como cartografía, modelos de elevación del terreno e inspecciones en infraestructuras industriales y fotovoltaicas.

“El futuro es esperanzador en una comunidad autónoma como Castilla y León, o yo al menos quiero verlo así. Me encanta mi tierra y soy consciente de los años tan imprevisibles que vienen por el COVID y toda su incertidumbre asociada, pero la innovación y las nuevas tecnologías han llegado para facilitar y hacer más eficientes y ágiles muchos procesos”

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí