El Gobierno contempla reducir aún más la actual oferta de trenes AVE y Larga Distancia de Renfe, tras la disminución de 85% implementada cuando se declaró el estado de alarma, toda vez que apenas transportan viajeros y con el fin de proteger a los trabajadores ferroviarios

Así lo adelantó la secretaria general de Transportes, María Jesús Rallo, quien indicó que estos trenes circulan prácticamente vacíos, dado que registran una ocupación «inferior al 5%» de su capacidad total.

«Por ello, estamos analizando la conveniencia de ajustar la oferta para preservar a los profesionales que la prestan, siempre manteniendo el servicio que es preciso para garantizar la movilidad» de quienes tengan que trasladarse por causas de fuerza mayor.

La eventual nueva reducción de oferta se implementaría en la actual que Renfe puso en servicio el pasado miércoles, 18 de marzo, ajustada a lo que fijó al respecto el decreto por el que el Gobierno decretó el estado de alarma.

Así, la oferta actualmente vigente, adaptada al estado de alarma, es un 85% inferior a la habitual de Renfe, toda vez que la compañía sólo puede poner en circulación la mitad de los trenes habituales, de los que, a su vez, sólo puede vender el 30% de los billetes para garantizar las distancias entre viajeros recomendadas por el Ministerio de Sanidad.

No obstante, tras la primera semana de estado de alarma se ha detectado que el número de viajeros que tienen que tomar trenes de larga distancia ha caído más que la oferta, entre un 95% y un 98% en función de los días, con lo que circulan prácticamente vacíos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí