Palencia recuperará el tesoro que los hermanos Eusebia y Tomás Roldán encontraron en 1937 en Valsadornín, en el norte de la provincia y lo mostrará en el Museo de Palencia

Para ello se ha pensado que nada mejor que una vitrina acorde con la importancia del tesoro. Una vitrina que ha sido adquirida tras desembolsar 3.085 euros. Allí reposará tras los trabajos de restauración ejecutados.

Fotos. MAN

El tesoro es una ocultación de monedas romanas del siglo III (Antoninianos o dobles denarios), contenidas en un caldero común de cocina en bronce plomado «extremadamente fino», detallan desde el Instituto del Patrimonio Cultural.

«El conjunto, que se encontró en el año 1937 en Valsadornín, originalmente tenía 45-50 kg de peso, pero fue en parte expoliado, aunque aún se conservan unas 2.500 sueltas y parte del recipiente», añaden.

Las monedas estaban completamente compactadas por la corrosión y por densos depósitos de naturaleza arcillosa, y presentaban alteraciones de los tres compuestos metálicos (cobre/plata/plomo, siempre con una proporción muy baja de plata, 2,5% aproximadamente).

«La mayor parte de las monedas de la superficie conservaban restos de otras monedas arrancadas durante el expolio, lo que ha hecho desaparecer el relieve en muchas de ellas. Debido a su estado de conservación no se ha aplicado ningún tratamiento acuoso, limitándose el tratamiento a una limpieza mecánica y a la adhesión, refuerzo estructural y protección del caldero», detallan.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí