Tudanca cree que la «corrupción» merece un «castigo» y culpa a la Junta de «traicionar» y «romper todo»

El portavoz socialista en las Cortes de Castilla y León, Luis Tudanca, ha defendido la moción de censura presentada por su Grupo al Gobierno de la Junta formado por PP y Ciudadanos y en la que se presenta como candidato a la Presidencia porque, como considera, la «corrupción» merece un «castigo ejemplar», al tiempo que ha culpado a los responsables del Ejecutivo de «traicionar» y «romper con todo».

En su intervención en la que se ha sometido a la confianza de la Cámara para sacar adelante la moción de censura y conseguir acceder a la Presidencia de la Junta el líder socialista ha insistido en que el cambio es necesario para «recuperar la decencia y la esperanza». «Ustedes hicieron lo peor que se puede hacer en política, traicionar la confianza y la voluntad de la gente, se traicionaron incluso a sí mismos», ha señalado.

Tudanca se ha referido en concreto a los procuradores de Ciudadanos ha señalar que proclamaron de forma «rotunda» el cambio y la regeneración y, sin embargo, «incumplieron su palabra». «Mercadearon con alcaldías y diputaciones, se repartieron cargos y sillones, pactaron con la extrema derecha donde pudieron y lo necesitaron, todo desde Madrid, fuimos intervenidos como Comunidad», ha señalado.

Tras recordar «la historia negra del PP de Castilla y León» en la que, a juicio de Tudanca, los ‘populares’ «usaron la corrupción» como base para su «maquinaria de poder», el socialista ha insistido en que esta situación merece «un castigo ejemplar», ya que el PP «no cambia» sino que «empeora».

Así, ha considerado esencial un cambio porque «no vale todo» y es necesaria la «regeneración y el cambio». «Nos enfrentamos a un PP que mercadea, que compra y vende voluntades y que está dispuesto a todo, no somos iguales ni queremos serlo», ha aseverado Tudanca.

Durante su intervención ante la Cámara, el líder socialista ha manifestado que Castilla y León «lleva décadas sumida en la apatía» y ha recordado que los ciudadanos de la Comunidad votaron de forma «clara y rotunda» por el cambio con un «vuelco histórico». «Confío con esperanza que la mayoría de quienes estamos hoy aquí creemos en esa manera limpia de hacer política», ha señalado.

No obstante, Tudanca ha recordado que el PSOE «nunca» puso en tela de juicio la legitimidad del acuerdo de Gobierno alcanzado entre PP y Ciudadanos. «Les dimos una oportunidad, todo el mundo lo hizo», ha recordado, tras lo que ha señalado que «el dúo formado por Mañueco e Igea ha creado desde el principio una combinación explosiva entre soberbia e indolencia que ha sido letal».

«Esta moción de censura no se hubiera presentado si ustedes se hubieran comportado de otro modo, si ustedes hubieran cumplido los acuerdos, si no hubieran manchado todo con su corrupción, cada hecho ha sido un paso hasta este día», ha defendido el líder socialista, quien ha recordado la huelga de empleados públicos, la presentación de una reforma «unilateral» del Estatuto de Autonomía o el «mazazo» del Plan Aliste».

«Ya lo habían roto casi todo cuando llegó la pandemia», ha manifestado, quien ha recordado que ante esta situación el Gobierno de la Comunidad desde «el primer día» contó con el respaldo de los socialistas. «No fue fácil», ha defendido, tras recordar la «primera» crisis de Gobierno que provocó la dimisión del ex consejero de Empleo e Industria Germán Barrios por la situación del Diálogo Social.

Pese a esta situación, Tudanca ha relatado su apoyo al Pacto por la Reconstrucción de Castilla y León consciente de que «un pacto así, en un momento así, desde un punto de vista política y partidista sólo beneficiaba a un gobierno que ya había comenzado con mal pie y que no lo merecía».

«Todo lo rompieron, todo lo incumplieron, dejaron abandonados a su suerte a los castellanos y leoneses, en pocos meses han acabado enfrentados con todo y con todos», ha afeado, al tiempo que ha culpado a Mañueco e Igea de «mentir a todos» e incluso llamar a la «sublevación» contra el Gobierno con la decisión sobre el adelanto del toque de queda tumbada por el Supremo.

Para Tudanca, esta fue la «gota que colmó el vaso en su deriva radical», lo que llevó al PSOE al pedir la «dimisión» de Mañueco.

«Le pedí que asumiera su responsabilidad, por el daño social, económico y a la salud de los castellanos y leoneses que estaba haciendo, pero usted nunca asume su responsabilidad», ha concluido Tudanca.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí