La Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL) ha solicitado que se autorice la quema de rastrojos como medida fitosanitaria ante el aumento de plagas y enfermedades provocada por «una primavera muy lluviosa», lo que «ha hecho mella en los cultivos» y obligado a los agricultores a realizar «numerosos tratamientos».

Según ha informado a través de un comunicado remitido a Europa Press, las afecciones fitosanitarias que en esta campaña se están produciendo en los cereales «aconsejan de nuevo la utilización de una medida como es la quema de rastrojos que permite la eliminación de organismos nocivos».

Esta práctica agronómica tiene, como ha defendido la organización agraria, un carácter «preventivo» de cara a cosechas futuras, «garantizando de este modo la menor utilización de otros productos que cada vez son menos eficientes debido a la resistencia de los agentes nocivos y a la prohibición de uso de numerosos principios activos».

Por ello, UCCL ha solicitado al Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (ITACyL) que al igual que ha hecho su homólogo navarro, el INTIA, elabore un informe sobre las afecciones que han sufrido los cultivos y aconseje las medidas a tomar, entre ellas, la quema de rastrojos.

«La autorización de esta medida debería comunicarse con carácter urgente, ya que las labores de cosecha se iniciarán de forma generalizada en todo Castilla y León en los próximos días, y los agricultores necesitan saber si han de dejar paja o no», subraya el comunicado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí