Dos millones de autónomos afirman que su actividad ha caído más de un 60 por ciento y 300.000 prevén cerrar

 

Un millón de autónomos asegura que sus pérdidas son superiores a los 30.000 euros, según se desprende del barómetro situación autónomos del mes de febrero realizado por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA).

Además, 300.000 encuestados prevén cerrar a lo largo de este año por «encontrarse con serias dificultades para poder continuar con su negocio».

El presidente de ATA, Lorenzo Amor, ha señalado que 2020 «ha sido un año horrible para miles de autónomos que han tenido que reducir sus plantillas, tener pérdidas de las cuales no saben si se va a recuperar y, en ocasiones, tener que echar el cierre en la ruina más absoluta».

Desde su punto de vista, es necesario un plan urgente de medidas económicas que establezca ayudas directas, «un plan de emergencia que permita a los autónomos enfrentarse a los próximos meses, amortiguar la caída de la actividad y evitar el cierre de empresas, autónomos y por ende, la destrucción de empleo».

Preguntados por las restricciones por las que atraviesan en la actualidad, el 17,4 por ciento, unos 565.000 autónomos, han señalado que tienen sus negocios o actividades cerradas en estos momentos. Por su parte, un 51,2 por ciento ha dicho que, aunque está abierto, funciona al 50 por ciento.

Por su parte, casi un 24 por ciento afirma estar abierto y funcionando con total normalidad y un 1,3 por ciento dice funcionar mejor incluso que antes de la pandemia.

El 81,2 por ciento de los trabajadores por cuenta propia han visto reducida la facturación de su negocio respecto al año anterior. De estos, para el 61,8 por ciento la caída ha sido superior al 60 por ciento. El 13,4 por ciento ha asegurado que se ha mantenido y un 3,5 por ciento dice que su facturación ha aumentado.

Respecto a este último grupo, el incremento de la facturación ha sido de entre el 10 por ciento y el 20 por ciento para casi un 60 por ciento de los que han visto aumentados sus ingresos. Por otro lado, para un 9,4 por ciento de ese 3,6 por ciento de los autónomos que asegura que su negocio va mejor que hace un año, el incremento ha sido de más de un 60 por ciento.

Entre los que han visto reducir su facturación, 2 millones de autónomos destacan que su actividad ha caído más de un 60 por ciento en el último año.

Desde el pasado mes de marzo, en general, los autónomos estiman en más de 70.000 millones de euros la pérdida del negocio, aunque la pérdida media ha sido de 21.000 euros. Además, tres de cada diez autónomos (un millón) aseguran que sus pérdidas son superiores a los 30.000 euros.

Por sectores, las mayores pérdidas se encuentran en el sector de los eventos, ocio y el del comercio. Por su parte, dos millones de autónomos (el 62,2 por ciento del total) ha visto caer su facturación en lo que va de pandemia en 15.000 euros o más.

Del barómetro también se desprende que casi el 25 por ciento de los trabajadores por cuenta propia va a solicitar el cese de actividad puesto en marcha en febrero, mientras que casi un 63 por ciento dice que no lo va a solicitar.

MEDIO MILLÓN DE AUTÓNOMOS NECESITA FINANCIACIÓN

Un total de 500.000 autónomos han subrayado que necesitan financiación en este momento y que prevén solicitarla a lo largo del año. Además, uno de cada tres ha solicitado algún tipo de financiación desde que comenzó la pandemia.

«La financiación puede ser un problema para muchos autónomos», ha remarcado Amor durante la presentación del informe. El estudio también remarca que casi un 44 por ciento no ha necesitado solicitar financiación.

4 DE CADA 10 HA REALIZADO UN ERTE

Por otro lado, el informe remarca que el 40 por ciento de los autónomos ha tenido que realizar a toda o a parte de su plantilla un expediente de regulación temporal de empleo. Además, casi un 30 por ciento asegura que ha realizado ERTE al 100 por ciento de su plantilla, mientras que un 7,3 por ciento ha destacado que ha solicitado o prevé solicitar un ERTE.

Por el contrario, más de 500.000 autónomos afirman que, pese a toda la situación, han mantenido al 100 por ciento de su plantilla.

Igualmente, el 12,3 por ciento de los autónomos con trabajadores a su cargo señala que se ha visto obligado a despedir. Es decir, según ha alertado Amor, «unos 200.000 se han visto abocados a realizar algún tipo de despido durante esta pandemia».

De los que han tenido que solicitar un ERTE, el 39,5 por ciento no sabe si va a poder volver a incorporar a sus puestos de trabajo en breve a sus trabajadores. Preguntados por si pueden hacer frente al despido de sus trabajadores, el 39,4 por ciento dice que no tendría liquidez suficiente para finiquitar esas contrataciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí