Un tobogán de 2,4 millones en Velilla

Desde el Ayuntamiento de Velilla del Río Carrión, se desea desarrollar el potencial turístico que ofrece el término municipal. Para ello, dentro del Proyecto Integral de Turismo presentado al Ministerio de Transición Ecológica, se ha encargado a la empresa especializada Semsa, el estudio previo para la creación de una actividad encaminada en fortalecer las actividades turísticas de la región consistente en la construcción de un tobogán de montaña.

Se trata de una estructura que permite el deslizamiento de unos vehículos (individuales o para dos ocupantes) por gravedad por la ladera de una montaña.

El tobogán se compone de dos partes diferenciadas: el tramo de subida, que permite el ascenso de los usuarios al punto alto de la instalación, y el tramo de descenso, que permite la bajada de los usuarios por gravedad. El tramo de descenso está formado por un circuito con curvas peraltadas, olas, bucles, etc, para que la instalación sea más atractiva.

El tobogán de montaña, conocido en inglés como “alpine coaster”, consta de los siguientes elementos. La estructura del tobogán consiste en uno o varios raíles, que permiten el deslizamiento de los vehículos por esta estructura con suavidad y garantizando el confort y la seguridad de los usuarios durante todo el trayecto. El conjunto de los raíles suele ir soportado por una estructura metálica que se apoya directamente sobre el terreno mediante unos pies regulables.

Únicamente en los puntos donde la estructura debe soportar esfuerzos importantes (zona con bucles, puentes sobre caminos, remonte de ascenso, etc.), la estructura se apoya sobre macizos de hormigón. Los usuarios descienden por el tobogán sentados en vehículos.

La atracción nace a cota aproximada de 1.122 m cerca de las Fuentes Tamáricas (La Reana), donde también se instalarán el almacén y el edificio de servicios. Los vehículos ascienden un desnivel de 225 m gracias al remonte de la instalación hasta cota 1.347 m, recorriendo una longitud de 713 m. Este remonte, realiza un giro a 275 m del inicio para redirigir su trayectoria hasta el punto superior deseado.

En la estación superior del remonte de la instalación, situada en Peña Lugar (entra La Cruz y las Antenas), los vehículos se desenganchan del cable y comienza el descenso a lo largo de una longitud de 2.012 m superando zonas con “ondas”, pasos elevados, curvas peraltadas, bucles, hasta la base de la instalación.

El proyecto consta de 41 vehículos, con un intervalo en la salida de vehículos de 30 sg. La velocidad media a la bajada será de 10 km/h, con una velocidad máxima a la bajada de 40 km/h, una velocidad de subida de 5,4 km/h, y un tiempo de bajada a velocidad media de 12 min 10 s. La inclinación media de la vía de descenso será de 11,2%.

El tobogán de montaña es un tipo de instalación con un elevado valor turístico. Permite durante la ascensión y primeros metros de la bajada, la contemplación del paisaje, mientras que durante el descenso se viven intensas emociones.

Se ha estimado su coste de inversión que asciende a un total de 2,4 M€ (precio sin IVA).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí