La empresa se dedica a la producción de plantas y trabajos de jardinería, generando un volumen importante de restos vegetales, restos de poda y talas, propias y de clientes

La actividad a desarrollar en Herrera de Pisuerga consiste en el acopio de materiales procedentes de restos de poda y jardinería con el objeto de obtener con el paso del tiempo un sustrato de cultivo apto para su utilización tanto en el propio vivero de plantas de la empresa promotora, como en los jardines de particulares y entidades locales para los que trabaja.

Los materiales acopiados procederán de diferentes municipios de la comunidad de Castilla y León en los que la empresa promotora desarrolla su actividad, así como del vivero perteneciente a dicha empresa.

El tratamiento al que se va a someter a los materiales acopiados en la planta «es un proceso de descomposición biológica aeróbica de la materia orgánica por parte de microorganismos obteniendo un producto estable como sustrato de cultivo, similar al humus, con mejores propiedades físicas y químicas que el material original», se explica en el proyecto.

En este caso el método de tratamiento será el de Pilas estáticas, consistente en la formación de varios montones de residuos con una altura suficiente para permitir mantener el calor y evitando la combustión, «permaneciendo sin moverse durante casi todo el proceso, siendo volteados una vez al año, por lo que la aireación se va a producir de manera pasiva. Se trata de una técnica efectiva aunque lenta que necesita al menos un año para obtener un sustrato de cultivo de calidad», se añade.

Los residuos a tratar en la planta serán restos de poda, raíces, troncos, hojas y hierbas procedentes de la siega de césped, eliminación de malas hierbas o escardas del césped, tratamientos selvícolas de mejora de árboles y arbustos, así como de podas, recortes y pinzados por motivos fitosanitarios. Todos ellos englobados dentro de los códigos LER 02 01 03 Residuos de tejidos vegetales y 02 01 07 Residuos de silvicultura.

La cantidad de restos vegetales a procesar en la planta de Herrera de Pisuerga será aproximadamente de 7.500 m3, equivalente a unas 2.500 toneladas, siendo su procedencia 80% de poda, 15% de césped y malas hierbas, y 5% de recogida de hojas.

Dichos materiales se recepcionarán por separado en la parcela en la que se ubicarán las instalaciones, siendo colocados en distintas zonas de acopio para proceder a su picado con objeto de facilitar el proceso de tratamiento de los residuos. «El producto resultante del proceso cumplirá con la normativa de sustratos de cultivo y podrá ser utilizado posteriormente para cultivo de plantas en vivero, mejora de suelos u otras labores de jardinería, siendo trasladado desde la planta hasta el lugar de empleo», se detalla.

La planta de reciclaje estará en funcionamiento aproximadamente 6 meses al año, de noviembre a febrero y entre agosto y septiembre.

La empresa promotora desarrollará la actividad en la parcela 30 del polígono 509, en el paraje denominado «El Praderón», término municipal de Herrera de Pisuerga, con una superficie de 4.822 m2. Siendo la parcela propiedad de la empresa promotora.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí