Una malla estabilizará Las Portillas y evitará desprendimientos en la P-215 en el norte de la provincia

Los motivos para realizar esta actuación son que, en la actualidad y como consecuencia de las lluvias, existe un peligro de futuro desprendimiento e invasión de calzada, entre los p.k. 8+735 y p.k. 8+889 de la carretera P-215.

«Los agentes meteorológicos de esta zona, con grandes cambios de temperatura entre el día y la noche, que originan ciclos hielo-deshielo y las abundantes lluvias en forma de tormenta, son los que acentúan la erosión del terreno, causando inestabilidad en los taludes y originando: arrastres de materiales, desprendimientos de piedras y movimientos en la calzada, pudiendo estos, provocar un serio peligro para los usuarios que transitan la vía», se indica en la documentación tramitada

Por lo anteriormente expuesto es necesaria la realización de la citada actuación por Seguridad Vial. Se opta por extender una malla de triple torsión 8×10-16 (diámetro de alambre de 2,70 mm).
También se plantea, un saneo completo de toda la superficie. Se eliminarán todas las rocas que se han desprendido y aquellas que están a punto de desprenderse.

La inversión estimada en esta actuación asciende a 47.000 euros y tiene un plazo de ejecución de 5 meses.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí