La provincia de Zamora es la primera de Castilla y León que pasa del nivel «muy alto» al «alto» en el indicador de incidencia acumulada del COVID-19 a 7 días en la tercera ola de la pandemia, al descender este dato por debajo de los 125 casos por 100.000 habitantes –106 casos, según la actualización de este viernes–.

Así lo indican los datos que publica la Junta de Castilla y León en el apartado de situación epidemiológica del coronavirus en la Comunidad, recogidos por Europa Press, que muestran nuevos descensos en el conjunto de la comunidad, con 656 casos por 100.000 en los 14 días previos, y 214 casos por 100.000 a 7 días.

En la incidencia a 7 días se observa que después de más de un mes con todas las provincias en los niveles más alto de riesgo, identificado en el denominado ‘semáforo COVID-19’ con el color granate, Zamora sale de ese nivel, al bajar su dato de incidencia acumulada por debajo de los 125 casos por 100.000 habitantes.

Eso no quiere decir que se considere que la provincia de Zamora se encuentre en un nivel de riesgo general menos alto, ya que para ello, según la normativa del ‘semáforo COVID-19’ tendría que pasar a ese escalón inferior otro indicador relativo a la ocupación hospitalaria y, además, que la Junta de Castilla y León decidiera el paso a nivel 3, pues actualmente todas las provincias siguen en el nivel 4.

En este indicador, la provincia de Ávila también se ha acercado a esa barrera de los 125 casos por 100.000 habitantes. al situarse según los datos actualizados este viernes –con casos notificados hasta el jueves– en 135 por 100.000. Burgos, que durante las últimas semanas había sido la provincia con las cifras más bajas ha visto casi estancado su descenso y lleva varios días con una mínima bajada que le sitúa en 173 casos.

La cuarta incidencia acumulada más baja es la de Valladolid, que se sitúa en 180 casos por 100.000 habitantes. A continuación se encuentran las provincias de Salamanca, con 232 casos; León, con 248; Segovia, con 256; Soria, con 333; y Palencia, con el dato más alto de la comunidad, 372 casos, que no obstante es un tercio de la incidencia que presentaba el pasado 3 de febrero.

La provincia palentina también muestra la tasa más alta de incidencia a 14 días, con 1.323 casos por 100.000 habitantes; seguida por Soria, con 972 casos; Segovia, con 768; León, con 766 y Salamanca, con 742.

Por debajo del dato del conjunto de la región –656 casos por 100.000– se encuentran Valladolid, con 541 casos; Zamora, con 425; Ávila, con 422; y Burgos, en este caso mantiene la tasa más baja, con 392 casos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí