Infraestructura

El Complejo penitenciario que se construyó en el año 1997, lo conforman dos áreas diferenciadas, una dentro del recinto del Centro, pero extramuros, destinada a control de accesos, oficinas administrativas, dirección del centro y comandancia de Guardia Civil y otra intramuros destinada a la custodia de reclusos, dentro del correspondiente perímetro amurallado de seguridad, cuyo acceso se realiza por el edificio de oficinas administrativas y cuerpo de guardia.

Se proyecta una inversión de 1,78 millones de euros para, entre otras actuaciones, la sustitución de un tramo de las tuberías en la planta técnica de cocina, de agua fría de consumo humano, agua caliente y retorno de agua caliente, incluyendo sus derivaciones a planta baja, así como de su aislamiento, debido al mal estado de las mismas, existiendo fugas de agua en la actualidad a través de dichas tuberías.

También está prevista, según se especifica en el proyecto del ingeniero murciano G. Albizu, la sustitución de las tuberías de Agua Fría de Consumo Humano que componen los anillos situados en las plantas técnicas de los edificios: Módulos Residenciales (1-14), Ingresos, Salidas y Tránsitos y Enfermería.

En esta reforma en el centro penitenciario de Dueñas se implantará un nuevo sistema de detección de incendios, renovando los pulsadores, centrales y detectores de incendios, así como el cableado de los lazos que conectan todos los elementos que conforman el sistema de detección de incendios. Se instalarán detectores de incendios de doble tecnología analógicos, térmico/termovelocimétricos en las zonas con posibilidades de contener partículas en suspensión, suciedad, o que sean objeto de sabotajes y detectores de humo en las zonas más limpias y a las que no tengan acceso los internos. En el puesto de funcionario de la planta baja de los edificios en los que se reforma la instalación de detección de incendios se instalarán detectores óptico-térmicos con detección de Monóxido de Carbono.

Además, otro aspecto en el que se intervendrá es el sistema de automatización de los Centros Penitenciarios, que se corresponde a la conceptualización de programación autónoma y localizada en cada edificio, por ejemplo: Módulo Residencial, Módulo de
Aislamiento, Módulo de Ingresos, Salidas y Tránsitos, etc. Esta última gestión se realiza a través de un equipo denominado Autómata Programable (PLC), es un equipo que utiliza una programación cíclica y continua, estructurada por objetos, y que como ventaja fundamental, es que nunca se queda bloqueado, como podría ocurrir con un ordenador convencional. De esta manera, garantizados un funcionamiento seguro y muy fiable de la gestión automatizada de los edificios.

La comunicación de los Autómatas Programables, con los operadores de cada edificio, se establece a través de un Touch Pannel (Pantalla Táctil), siendo éste último un equipo con programación industrial, de alta fiabilidad, y como en el caso anterior tampoco se quedan bloqueados.
Para centralizar la supervisión mando y control en un único puesto de control CCI (Torre), es necesario intercomunicar todos los PLC, de todos los edificios, con una estación de trabajo central ubicada en el Centro de Control Interior (CCI). Para poder gestionar el telecontrol de mandos y la señalización de alarmas, se utiliza un SCADA, acrónimo de Supervisory Control And Data Acquisition (Supervisión, Control y Adquisición de Datos).

El Centro Penitenciario La Moraleja tiene una superficie construida de 80.245 m2 y una superficie de parcela de 336.831 m2.

Dispone de 1.180 celdas, de las cuales, 1.007 son celdas funcionales, mientras que 129 son celdas complementarias distribuidas entre: 72 celdas en ingresos, salidas y tránsitos, 64 celdas en enfermería y 36 celdas en aislamiento.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí