PERTE Galletas Gullón Aguilar de Campoo
-Publicidad-

El PERTE Agroalimentario supone una inversión pública de 1.000 millones de euros hasta 2023, con un impacto económico previsto de 3.000 millones de euros y la creación neta de hasta 16.000 empleos

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, junto al director general de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa del Ministerio  de Industria, Comercio y Turismo, Galo Gutiérrez Monzonís, y el subdelegado en Palencia, Ángel Miguel, ha visitado hoy Galletas Gullón y ha mantenido una reunión de trabajo con el equipo directivo de esta empresa palentina para presentar el PERTE Agroalimentario financiado con el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

El equipo directivo de Galletas Gullón que ha mantenido la reunión de trabajo y guiado la visita por la sede de la empresa ha estado integrado por la presidenta de la compañía, Lourdes Gullón; el consejero delegado y director general, Juan Miguel Martínez Gabaldón; el director corporativo, Paco Hevia; el director financiero, Héctor Acitores, y el presidente del Comité de Empresa de Galletas Gullón, Gorka López.

Virginia Barcones ha expuesto los objetivos principales del PERTE (Proyecto estratégico para la recuperación y transformación económica) Agroalimentario aprobado por el Consejo de Ministros el pasado 8 de febrero, a propuesta de 4 ministerios: de Agricultura, Pesca y Alimentación; de Industria, Comercio y Turismo; de Asuntos Económicos y Transformación Digital, y de Ciencia e Innovación.

“Con el PERTE Agroalimentario, el Gobierno de España quiere incrementar la competitividad y la sostenibilidad del sector ante los retos a los que nos enfrentamos, como el cambio climático, la conservación del medio ambiente, del suelo, del agua, del aire y de la biodiversidad”, ha señalado Barcones.

La delegada ha apuntado que también forman parte del plan todo lo “relativo a la trazabilidad y la seguridad alimentaria en un país que ya cuenta con los más altos estándares de seguridad del mundo”.

Este PERTE supone una inversión pública de 1.000 millones de euros hasta 2023, con un impacto económico previsto de 3.000 millones de euros y la creación neta de hasta 16.000 empleos.

MANIFESTACIÓN DE INTERÉS

La reunión de trabajo que han mantenido ambos equipos se ha centrado en la manifestación de interés Galletas Gullón. Según ha explicado la delegada del Gobierno, dentro del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, las manifestaciones de interés son consultas abiertas, lanzadas por los ministerios en distintas áreas para recoger la información precisa y directa proporcionada por el tejido empresarial y la sociedad civil: “El objetivo del Gobierno es diseñar políticas públicas partiendo de la información concreta y directa que nos faciliten las empresas y los actores sociales”.

Asimismo, durante el encuentro se ha tratado el impacto del trasvase de los fondos europeos en la dinamización económica y social de las comarcas de la Montaña Palentina y del Campoo, clave para afrontar el reto demográfico en estas zonas.

En palabas del consejero delegado y director general de Galletas Gullón, Juan Miguel Martínez Gabaldón, “La industria agroalimentaria siempre ha demostrado responsabilidad y ha sido uno de los actores más importantes durante la reciente crisis pandémica, cuando fue la locomotora económica del país y aseguró el abastecimiento de la población. Agradecemos la deferencia de la delegada del Gobierno y del director general de Industria por realizar esta visita y por presentarnos el PERTE Agroalimentario. Estamos preparados para recibir el trasvase de fondos y las ayudas directas a la industria que contempla el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia con el objetivo de seguir abanderando el liderazgo de la industria galletera europea y atajar los retos a los que se enfrenta la región”.

Además, tal y como ha asegurado Gorka López, presidente del Comité de Empresa de Galletas Gullón, el compromiso de las Administraciones resulta fundamental para “el sector agroalimentario en nuestra provincia, que supone prácticamente el 20% del PIB. Un compromiso para que los jóvenes puedan tener un proyecto de vida digno en Palencia, adaptando los ciclos formativos a las necesidades actuales de las empresas, para mejorar también las infraestructuras y, para facilitar el acceso a la vivienda y a servicios públicos de calidad”.

La delegada ha agradecido el interés de Galletas Gullón en formar parte de este proyecto de ámbito nacional dirigido a “transformar la cadena agroalimentaria e impulsar la modernización y digitalización del sector, su crecimiento económico y la cohesión territorial”, y ha destacado el liderazgo empresarial en el sector, que es uno de los principales fabricantes de galletas en Europa.

También ha alabado el compromiso que ya tiene Galletas Gullón “con la calidad, con la seguridad alimentaria y con la innovación, que la ha convertido en un número uno de su sector, con un crecimiento continuado a lo largo de los años, exportando a más de un centenar de países de todo el mundo, y manteniendo un Plan Director de Negocio Responsable enfocado al Desarrollo Sostenible con la sociedad y, sobre todo con su entorno, con Palencia, con  Castilla y León, que la sitúa como referente de la sostenibilidad en España”.

RETOS EN LA CADENA AGROALIMENTARIA

Entre los retos marcados en el PERTE que debe afrontar el sector agroalimentario para afianzar una cadena sostenible y que se han abordado en la reunión de trabajo, la representante del Gobierno de España en Castilla y León ha enumerado, entre otros:

  • Dar respuesta a las crecientes exigencias del consumidor en aspectos como la salud, la seguridad alimentaria, la calidad de los productos, la información sobre los alimentos, la sostenibilidad y el bienestar animal.
  • Dar respuesta a la preocupación de la sociedad civil por el clima y el medio ambiente, así como la salud y la nutrición.
  • Fomentar los procesos sostenibles desde el punto de vista medioambiental a través del ahorro de energía, la eficiencia energética global, la utilización de energías renovables y la valorización y tratamiento de los residuos.
  • Reforzar el papel de las mujeres a lo largo de toda la cadena de valor del sector agroalimentario, fortaleciendo la agricultura familiar y las explotaciones agrarias en régimen de titularidad compartida.
  • Acelerar nuestra transición hacia un sistema alimentario sostenible que tenga un impacto medioambiental neutro o positivo.
  • Garantizar el cumplimiento de la ley de medidas para mejorar el funcionamiento de la cadena alimentaria.
  • Adaptarse y acometer procesos de digitalización e innovación para mantener posiciones competitivas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí