La Asociación Micológica Saldañesa Corro de Brujas habla de la necesidad de concienciar a la población de la cantidad de posibilidades que ofrece la micología, más allá de lo puramente comercial

Con la llegada del otoño comienza la temporada alta micológica, y decimos alta porque, a pesar de que muchas personas solo asocian las setas a la estación del año en el que nos encontramos, desde las asociaciones micológicas intentan transmitir la idea y el concepto de que el mundo micológico es increíble a lo largo de todo el año.

Concretamente desde la Asociación Corro de Brujas, su presidente Luis Javier Alonso, señala que es necesario “hacer ver a la sociedad que la micología tiene otra lectura, hay que tener otra visión más allá de lo comercial y del hecho de solamente recoger para vender”.

Y por ello indica la necesidad y lo bonito de disfrutar de salidas durante todo el año. “Poca gente sabrá que en los meses de junio, con las lluvias, aparecen ejemplares tan espectaculares de ver como la Amanita Caesarea -la reina de las setas-, el Boletus Reticulatus, o el Boletus Aereus”.

Desde la Asociación Micológica de Corro de Brujas, con sede en Saldaña, tienen claro que para conseguir avanzar y que la micología palentina se convierta en un recurso potencial es necesario concienciar a la población de la cantidad de posibilidades que ofrecen los hongos. Teniendo además en cuenta “el gran potencial micológico que tenemos en la provincia, comparable con el de Soria. La gran masa forestal de la que disponemos hace que podamos encontrar casi todas las setas que se incluyen en una buen guía micológica”, matiza Javier.

Más de 20 actividades anuales

Por ello, la labor que esta organización realiza a lo largo del año es muy importante. Realizan en torno a 20 actividades micológicas diferentes durante el curso, siendo la estrella de todas ellas las salidas al campo de los sábados, pero también se realizan charlas educativas en los colegios en las que se sensibiliza a los estudiantes sobre la idea de que las setas no solo crecen para el consumo humano. “Es preocupante que podamos estar dañando los micelios que hay en el suelo” matiza Alonso.

Cantidades y recomendaciones

Como es elevado el número de personas que en esta época sale al campo a recoger setas, es importante tener en cuenta una serie de recomendaciones si se quiere que la micología sea un recurso sostenible en el tiempo.

Javier indica que para consumo propio, en terrenos libres se puede recoger un máximo de tres kilos por persona y día, respetando los tamaños y ejemplares. “Es muy importante dejar el terreno como estaba para no destruir el ecosistema”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí