El 31 de marzo finalizan los «Contratos COVID» en los centros sanitarios en Palencia, pero CCOO exige «mantener los refuerzos y las contrataciones hasta que la crisis sanitaria esté totalmente controlada»

El aumento de la carga de trabajo hace que el personal se sienta desbordado y agotado, física y psicológicamente

Foto: imagen de archivo de concentración de sanitarios el pasado noviembre

La Federación de Sanidad y Sectores Socio Sanitarios de Palencia denuncia que, después de una primera ola de la pandemia de COVID-19 en la que los profesionales de SACYL «se enfrentaron a ella con pocos recursos humanos y pocos equipos de protección, posteriormente lucharon contra una segunda ola sin que se adoptaran las medidas requeridas y en este momento nos encontramos inmersos en una tercera ola en la que las medidas se toman a corto plazo y se van resolviendo los problemas sobrevenidos de forma muy puntual».

Para Comisiones Obreras, «existe un déficit de profesionales en el SACYL, el cual se ha puesto de manifiesto desde el mes de marzo de 2020», destacan en un comunicado, para añadir que «la administración se ha limitado a realizar contratos temporales, no atacando el problema de base», lo que implica que siga exisitendo «una gran temporalidad y precariedad en los contratos».

Durante el último año se ha visto «aún más aumentada la carga de trabajo tanto en los centros de Atención Primaria como en los centros hospitalarios».

Recuerdan que en los centros hospitalarios se ha aumentado el número de camas en la Unidad de Cuidados Intensivos, provocando «una mayor carga de trabajo para el personal y a su vez, servicios como urgencias y plantas de hospitalización, así como otros servicios del hospital (tanto COVID como NO COVID) se han visto desbordados ante esta situación», lo que ha derivado en «un agotamiento físico y psicológico del personal», que cada vez está «más desanimado, fatigado, angustiado y quemado».

«Este aumento de camas y trabajo debe ir unido a un incremento de personal y de plantillas», reclaman. Pero lejos de ello, con la publicación el pasado 14 de noviembre del Decreto 2/2020 del presidente de la Junta de Castilla y León, por el que se regulan las prestaciones personales obligatorias sobre los recursos humanos en el ámbito del Sistema de Salud de Castilla y León, «se empeoran aún más las condiciones laborales».

En Palencia lejos de mantener las contrataciones que se realizaron, «el 31 de marzo cesan los contratos llamados COVID. Desconocemos si esto se hace siguiendo instrucciones de la Gerencia Regional de Salud, pero lo que sí sabemos a ciencia cierta es que con esta nueva situación se volverá a ver incrementada la carga de trabajo y al personal desbordado, ya que aún no ha terminado esta lucha contra el COVID-19».

El personal sanitario y no sanitario en los Centros ya es escaso en las plantillas, con lo cual «solicitamos que no se escatime en la contratación, para que no se mantenga la sobrecarga laboral que viene siendo habitual para los trabajadores de Sacyl, lo que hace que las condiciones laborales que tienen y les imponen, lejos de mejorar, empeoren año tras año».

Desde CCOO exigen «mantener los refuerzos y las contrataciones hasta que la crisis sanitaria esté totalmente controlada».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí