-Publicidad-

Las secciones sindicales en Palencia y Valladolid mantuvieron una reunión con representantes regionales y diputados nacionales de IU

La llegada de los fondos Proyectos Estratégicos para la transformación y recuperación económica (PERTE) son, para CCOO en Renault, una de la mayores oportunidades para el sector del automóvil, pero también una fuente de incertidumbre para un sector estratégico en España y más concretamente en las provincias de Palencia y Valladolid. Por ello, ese fue uno de los temas que ayer trataron en una reunión las secciones sindicales de CCOO en Palencia y Valladolid con representantes y diputados nacionales de Izquierda Unida, integrados en el grupo parlamentario de Unidas Podemos.

Para Rubén González, delegado de CCOO en Renault, “en los próximos 10 años el automóvil sufrirá más transformaciones que en los 100 años anteriores”. Los sindicalistas señalaron algunos de esos cambios como son el vehículo eléctrico, la conducción autónoma y conectada y las nuevas modalidades de uso como el carsharing. “Todas estas opciones, aún en desarrollo, van a influir en el futuro del sector del automóvil”, señalaron desde el sindicato.

Por ello, reclamaron a los legisladores de Unidas Podemos, entre los que se encontraba Miguel Ángel Bustamante , diputado en las Cortes Generales, una transición que no sea traumática. Transiciones necesarias por los criterios europeos, pero “no queremos que las empresas aprovechen esos cambios para volver a ajustar plantillas y reducir tiempos de trabajo como ha ocurrido en el pasado”, señaló González.

Participar en las decisiones

Igualmente, expresaron la necesidad de que se tenga en cuenta a los sindicatos en las decisiones que se tomen respecto al sector de la automoción y recordaron que no han participado en los asuntos relevantes de los PERTE.

Para CCOO se pueden abrir muchas oportunidades, pero “es necesario preparar ahora el futuro. Vamos tarde en la formación del personal que tendrá que trabajar en cadenas de montaje muy distintas a las que hay ahora, más tecnificadas y con menos demanda de mano de obra” señala Rubén González. Pero no solo en la parte de la producción de nuevos vehículos sino también la adaptación del entorno a la nueva movilidad que se quiere imponer en los próximos años. “Si la apuesta de Europa es realmente el vehículo eléctrico y, para 2035, no habrá producción de coches de combustión, no entiendo como no estamos instalando enchufes en todas nuestras aceras ya”, recalcó el también delegado en Renault Sergio García.

Miguel Ángel Bustamante, que estuvo acompañado por el coordinador de IU en Castilla y León, el palentino Juan Gascón,  recogió la solicitud y señaló su gran sintonía con las preocupaciones de la representación sindical de CCOO. No en vano el diputado de IU en el Grupo de Unidas Podemos es natural de Sevilla, lugar donde se ubica la fábrica de cajas de cambio de Renault que complementa las de Valladolid y Palencia dedicadas a la fabricación de vehículos y de motores. Las tres plantas, con más de 9.000 trabajadores directos, y posiblemente otros 27.000 indirectos, serán las encargadas de fabricar los coches híbridos, el paso intermedio hacia la electrificación total que Europa ha anticipado a 2035, cinco años antes de la fecha prevista en España.

Reforma laboral

Como no podría ser de otra forma, desde la representación de CCOO en Renault Palencia y Valladolid agradeció a los responsable de IU “el trabajo para sacar adelante la Reforma Laboral que permitirá convertir en indefinidos los numerosos empleos temporales que mantenía Renault en Castilla y León”, subrayan desde el sindicato

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí