Cientos de trabajadores del transporte sanitario en CyL exigen la internalización del servicio por parte de la Junta

Cientos de trabajadores del servicio de transporte sanitario en Castilla y León se han movilizado este miércoles por las calles de Valladolid, secundando así el llamamiento realizado por los sindicatos CCOO, CGT, USAE y CSIF, para reclamar su internalización por parte de la Junta, en la línea de la experiencia ya realizada en otras comunidades como La Rioja y Baleares.

Una concentración multitudinaria a las puertas de la Consejería de Sanidad, en el Paseo de Zorrilla de Valladolid, ante una gran pancarta con el lema ‘Convenio digno, servicio público, gestión directa’, y una posterior manifestación a pie hasta la sede de las Cortes de Castilla y León ha centrado el programa diseñado por los sindicatos convocantes, en el marco de las movilizaciones que vienen realizando en los últimos tres años para lograr, como primer paso, desbloquear el convenio colectivo con la Asociación Regional de Empresarios de Ambulancias de Castilla y León (ALECA).

Los concentrados, provistos de sus característicos chalecos naranja de trabajo, se han manifestado hasta el Parlamento autonómico coreando consignas alusivas al conflicto y haciendo sonar sirenas y otros artilugios.

El principal objetivo de los trabajadores, tal y como ha incidido Juan Carlos Cáceres, de CCOO, es en primer lugar conseguir que la patronal del sector atienda las reivindicaciones planteadas para lograr un convenio colectivo que mejore las condiciones salariales del colectivo, compuesto en Castilla y León por 1.800 empleados, sobre todo porque los emolumentos que perciben «son los mismos que hace más de diez años y les sitúan a la cola en toda España, después de Ceuta y Melilla».

Además, acusan a la patronal de incumplir también la jornada laboral recogida en convenio, situada en 1.800 horas anuales pero que, tal y como precisa el representante de CCOO, en declaraciones recogidas por Europa Press, se eleva a 2.016, con la particularidad de que las 216 a mayores que han de realizar las empresas no las consideran extraordinarias y, por ende, no las abonan como tales.

Y ello a pesar de una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León que da la razón a los trabajadores y que podría ser ratificada antes de finalizar el año por parte del Tribunal Supremo.

Los sindicatos, en palabras de José Reguilón, de CSIF, exigen para ello la intermediación de la Junta para que propicie un encuentro con todas las partes implicadas al objeto de «sentar las bases de un convenio colectivo más justo», pero al mismo tiempo también reclaman, como solución definitiva al conflicto, que la Administración regional «deje de mirar para otro lado» y asuma la internalización de este servicio público.

«No hay quién entienda cómo un servicio público puede estar en manos de empresas privadas, que están denunciadas además en las distintas provincias por incumplir las cláusulas de los pliegos», se pregunta Laura González, de CGT, que, al igual que Juan Antonio Palomar, de USAE, y resto de representantes de los sindicatos convocantes de la movilización abogan por que la Junta, de la que depende directamente el transporte sanitario, asuma directamente a la totalidad de los trabajadores, de la misma forma que recientemente ha ocurrido en La Rioja y desde hace tres años ya se hizo en Baleares.

Las organizaciones sindicales amenazan con la celebración de paros en las próximas fechas en el caso de que sus demandas caigan en saco roto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí