Tribunales

La Audiencia Provincial de Salamanca ha condenado el conductor del accidente de Galisancho, que ocurrió en junio de 2019 y en el que murieron cuatro jóvenes que iban en la parte posterior del vehículo, a seis años de prisión y al pago de más de 700.000 euros en indemnizaciones a familiares y al joven que iba de copiloto y que resultó herido grave.

Según recoge la sentencia, el siniestro tuvo lugar en la madrugada del 21 de junio, pasadas las 07.30 horas, cuando el conductor salió de la localidad de Santa Inés, perteneciente al municipio de Galisancho, con otros cinco jóvenes dentro del Fiat Stilo que era propiedad de su madre.

Después de haber ingerido alcohol y drogas, cuando regresaba a la localidad donde vívian todos los ocupantes del coche, Alba de Tormes, un taxi trató de adelantarle al ir a baja velocidad, a lo que él respondió ocupando parte del carril izquierdo y acelerando bruscamente, tras lo que se salió de la vía y golpeó contra un árbol.

En ese momento, fallecieron los cuatro jóvenes que iban en la parte posterior y resultaron heridos graves el copiloto y el conductor, unos hechos por los que ahora el responsable de la conducción ha sido condenado a seis años de prisión, a diez sin posibilidad de conducir y al pago a las familias de los cuatro jóvenes fallecidos y al otro ocupante del vehículo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí