Imagen de archivo movilización sindicato CSIF Palencia
-Publicidad-

Benjamín Castro denuncia que estos 160.000 empleados han perdido 20 puntos de poder adquisitivo desde 2010

El sindicato CSIF llama a la movilización de los 160.000 trabajadores del sector público que hay en Castilla y León para exigir la convocatoria de una mesa de negociación salarial, según ha anunciado su presidente, el palentino Benjamín Castro.

Castro expuso que esta movilización, que se repetirá en todo el territorio nacional, pretende “poner en valor” el trabajo de los empleados públicos, como los que luchan contra las llamas estos días en Zamora, o los que mantuvieron abiertos los hospitales durante los “trágicos” años de pandemia, los docentes o los de las gerencias sociales y poder mejorar así la calidad de los servicios que recibe la ciudadanía.

El dirigente sindical insistió en que el Gobierno se debe sentar a negociar los salarios de los empleados que “día a día trabajan y despliegan los servicios públicos” y advirtió de que “no serán los paganos de la nueva crisis que tenemos encima”.

En este sentido, indicó que “se habla mucho de un pacto de rentas” que suponga la “socialización de la merma” de poder adquisitivo por la inflación, que se acerca ya a las dos cifras, y defendió que “si hay alguien que ha contribuido al pacto de rentas en este país han sido los empleados públicos, gobierno tras gobierno, con imposiciones sucesivas”.

Así, denunció que desde 2010, con la merma salarial y las congelaciones sucesivas, junto a la inflación, han sufrido una pérdida de poder adquisitivo que ronda el 20 por ciento, y aseguró que algunos trabajadores como los médicos o docentes de secundaria, han trabajado 1,5 años gratis en el último decenio; los enfermeros o maestros, uno; y los bomberos, medio.

“La ministra de Hacienda debe sentarse de forma inmediata a negociar un incremento salarial”, dijo, para asumir que “no se puede llegar al IPC” pero al menos que “no suponga otra merma del poder adquisitivo”. “No pedimos nada surrealista ni excesivo”, dijo, para pedir como empleado público “ganar” al menos que que “ganaba en 1998”.

Asimismo, Benjamín Castro aclaró que aprovecharán las movilizaciones para exigir también el “fortalecimiento de las plantillas”, porque es “imperativo y totalmente necesario en todas las administraciones”. “Desde 2012, hay un detrimento claro”, comentó, para recordar que las tasas de reposición “no han dejado cubrir las plazas”. Al respecto, precisó que la edad media de estos empleados es de 57 años en la Administración General del Estado, y ronda los 55 en la Junta, un “problema hoy, que supondrá un problema infinitamente mayor mañana”. “Se deben lanzar ofertas públicas de empleo capaces y reales para que no haya detrimento de los servicios públicos”, aseveró.

El presidente de CSIF en la Comunidad también puso sobre la mesa otras reivindicaciones, como el abandono de este Gobierno del mutualismo, que cada día “adelgazan más”; las jubilaciones anticipadas, a las que para acogerse “hay que ser un verdadero héroe”, y las pensiones.

Llamamos a una gran movilización”, repitió, para advertir al Ejecutivo, que no descartan “ir a más” si no les hace caso y se sientan a negociar “de forma inmediata”, concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí