CyL afronta el nuevo curso con «ambición» e incremento del 1,2% en la cifra de alumnos y del 0,6% en la de profesorado

colegio-cuarentena

El buen ritmo de vacunación, con un 74% de los alumnos mayores de 12 años con al menos una dosis, permite confirmar la vuelta de las extraescolares

La Junta de Castilla y León ha presentado este martes las previsiones ante el nuevo curso escolar que arranca de manera generalizada en la comunidad este viernes, 10 de septiembre, con «ilusión» y «ambición» y con la previsión de contar con 345.704 alumnos de régimen general, un 1,16 por ciento más que el pasado año, y con un ligero incremento del 0,6 por ciento en la cifra de profesores, hasta los 35.816.

Así lo ha detallado este martes la consejera de Educación de la Junta, Rocío Lucas, que ha presentado las novedades de cara al curso 2021-2022 en una rueda de prensa en la que ha destacado la buena salud del sistema educativo y la «seguridad» que aportan las medidas sanitarias que se mantendrán muy similares a la del pasado año, incluida la distancia mínima de 1,5 metros en lugar de los 1,2 por los que han apostado otras comunidades.

Lucas ha incidido en que la Junta afronta el nuevo curso con «ilusión», «ambición» y con «una razonable seguridad y certidumbre» gracias a la experiencia del pasado curso, que se pudo finalizar con satisfacción y con Castilla y León como «la única comunidad autónoma que consiguió la presencialidad total en todas las modalidades de enseñanza».

Para 2021-2022 se contará además con un incremento sensible en los datos del alumnado, ya que pasa de 341.755 alumnos en régimen general en el curso 2020-2021 a 345.704 en el actual, un 1,16 por ciento, con especial incidencia en infantil de primer ciclo (+7,65 por ciento), infantil de segundo ciclo (+2,52 por ciento) y educación especial (+2,35 por ciento).

Por provincias, aumentan de manera «muy homogénea» en todas ellas, entre el 0,85 por ciento de Segovia y el 1,91 por ciento de Salamanca.

También serán más los docentes, ya que a los 1.350 que se contrataron adicionalmente el curso pasado, se une el incremento de 201 de este curso, lo que supone una subida del 0,56 por ciento. Lucas ha explicado que la cifra de alumnos aumenta en mayor medida que la de docentes debido a que el incremento de los primeros se centra en zonas urbanas y en muchos casos se ha podido asumir la mayor cifra de alumnos sin superar las ratios de niños por aula.

De hecho, la cifra de maestros es incluso menor que en el curso 2020-2021, ya que pasa de 13.465 a 13.425.

Uno de los motivos del mantenimiento e incluso ligero incremento de la cifra de docentes es que se mantienen «todos los recursos, humanos y materiales, necesarios para que se mantenga la distancia» y se mantendrán los docentes necesarios para los desdobles de aulas a los que obliga la separación de metro y medio entre alumnos» y se reduce, aún más que el curso anterior, el horario lectivo de los docentes que forman parte de los equipos COVID de cada centro.

Rocío Lucas ha puesto el acento, además, en los refuerzos que la Junta ha habilitado para la limpieza, pues «se incrementa el número de profesionales en 252 con un coste de 5,2 millones de euros, se aumenta en 300.000 euros las contratas de limpieza y se destinan 1,9 millones para ayudar a las entidades locales».

Por ello, Lucas ha querido destacar el trabajo que se lleva a cabo desde hace meses para la preparación del nuevo curso y de las medidas sanitarias para afrontarlo con «seguridad y certidumbre».

Además de la apuesta por mantener el metro y medio de distancia, se continuará con la obligatoriedad de la mascarilla para alumnado a partir de 6 años y con el seguimiento de los protocolos sanitarios. En este sentido, Lucas ha recordado que la comunidad ha propuesto que los alumnos mayores de 12 años que cuenten con la pauta completa de vacunación no tengan que someterse a cuarentena si han tenido algún contacto estrecho con positivos de COVID-19 y ellos dan negativo.

Todo ello, ha matizado Lucas, puede cambiar en función de los acuerdos que se tomen en el Consejo Interterritorial y la educación de Castilla y León estará preparada para adaptarse a ello.

Una importante novedad en este curso será que comenzará con una «importante» nivel de inmunidad entre el alumnado, pues el porcentaje de mayores de 12 años con la apunta de vacunación completa se sitúa ya en Castilla y León cerca del 27 por ciento, mientras que el 74 por ciento ha recibido al menos la primera dosis.

Todo ello, apoyado en las nuevas tecnologías en las que se incrementa la inversión y con el regreso de las actividades extraescolares «con la seguridad correspondiente» después de año y medio. «La pandemia no va a ser obstáculo para seguir disfrutando y un sistema educativo moderno y de calidad donde prime la apuesta por el mundo rural», ha subrayado.

En este último ámbito, la consejera ha dado datos sobre la evolución de las unidades rurales que se mantienen en pequeños pueblos con 3 ó 4 alumnos. Serán menos que el pasado curso, ya que pasan de 40 a 27, pero entre otras cosas porque en 15 de las que funcionaron en 2020-2021 se ha aumentado la cifra de escolares por encima de cinco.

Eso sí, también ha habido siete unidades que dejan de existir porque buena parte de sus alumnos han concluido el ciclo de Primaria pero no hay niños menores para mantener la cifra necesaria, y en otros cinco pueblos los padres han optado por matricular a los pequeños en el colegio cabecera del Centro Rural Agrupado.

CRECIMIENTO DE LA OFERTA DE FP

Por otro lado, la consejera ha destacado el aumento cercano al 2 por ciento en el número de alumnos que estudien Formación Profesional. En este apartado, Rocío Lucas ha subrayado el incremento del 60 por ciento en los cursos de especialización, que empezaron a impartirse el pasado curso con el objetivo de completar las competencias de quienes ya dispongan de un título de FP.

Lucas ha incidido en que se trata de «uno de los pilares de las nuevas políticas» de la Junta de Castilla y León orientadas a retener talento y generar proyectos de vida de futuro en el territorio. En ese sentido, se han ofertado 38 nuevos ciclos: el mayor crecimiento de los últimos años, con un ritmo de implantación de nuevos estudios que duplica con creces el de los últimos cursos.

CALIDAD EDUCATIVA Y MODERNIZACIÓN

La consejera ha recordado las claves, en su opinión, del «éxito educativo» en Castilla y León. «Ese espíritu pionero que caracteriza nuestro sistema educativo, esa voluntad de estar siempre en la vanguardia, nuestros excelentes profesionales y el valor concedido en Castilla y León a la Educación», ha reflexionado.

Para seguir en ese cometido, la Consejería continúa el trabajo en distintos planes y programas de innovación como el novedoso Plan de Mejora de las Matemáticas, un programa experimental en el que participan las 4 universidades públicas y 13 centros de todas las provincias, tanto el medio rural como el urbano. Se desarrollará hasta 2027 y su objetivo es la mejora del razonamiento y la enseñanza de las matemáticas.

El curso presentado hoy amplía, además, el número de proyectos de innovación, investigación, digitalización e internacionalización.

INFRAESTRUCTURAS Y EQUIPAMIENTOS

Las infraestructuras y su adecuado mantenimiento son vitales para mantener al sistema educativo de Castilla y León en los primeros puestos. Rocío Lucas ha repasado algunas de las grandes obras que se están desarrollando en la Comunidad y ha anunciado la inversión de 12,3 millones de euros. A ellos se suman los 11,2 millones en equipamiento y los 14,5 en obras de reforma, mejora y sustitución (RMS) en centros docentes de las nueve provincias.

Se trata de cifras que se añaden a «los más de 45 millones y medio que cuesta el funcionamiento diario de los centros».

El esfuerzo tecnológico en las aulas de la presente legislatura es «más que notable», con un total de 12.500 dispositivos electrónicos a disposición del alumnado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí