ECOVAEstudios señala que CyL avanza en la recuperación pero necesita estabilidad para mantenerla en el segundo semestre

Castilla y León avanza en la recuperación de la economía, que necesita de estabilidad sanitaria y económica para que se pueda mantener en el segundo semestre del 2021 y 2022, según el Observatorio Económico del segundo trimestre del Servicio de Estudios Económicos de Castilla y León (ECOVAEstudios).

El director de ECOVAEstudios, Juan Carlos De Margarida, ha señalado la necesidad de poner el punto de mira en la inflación por parte de los agentes económicos, ya que «está provocando una gran inseguridad en el ciudadano en un momento en el que se necesita certidumbre para dar estabilidad al crecimiento económico existente».

Sin embargo, ha añadido que «el peligro» de que se dé una «estanflación» (incremento del desempleo con inflación) ha disminuido considerablemente, aunque existe el riesgo de un incremento de los tipos de interés por los bancos centrales.

Por otra parte, De Margarida ha apuntado que para sostener el crecimiento económico «es imprescindible» que los futuros incrementos del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) en 2022 y 2023 sean «coherentes y responsables en el tiempo», atendiendo a la realidad económica y social, al objeto de evitar un impacto negativo en la creación de empleo.

Además, ha señalado que es «del todo necesario» que los estímulos y las medidas económicas realizadas hasta el momento se mantengan se retiren progresivamente según se vaya incrementando la actividad económica, «por lo que es imprescindible que los ERTE se amplíen hasta el 31 de diciembre».

Para conseguirlo, ha añadido, «se necesita con urgencia un diálogo estable y fuerte entre los reguladores, los gobiernos y el ámbito empresarial y financiero».

EL EMPLEO, PRIORITARIO

De Margarida ha afirmado que crear empleo debe ser una «prioridad» para no destruir el que ha ido a parar a los ERTE, por lo que los fondos europeos son «determinantes» a la hora de implementar políticas activas de empleo que sean «eficaces y eficientes».

Por otro lado, el director de ECOVAEstudios ha alertado de la necesidad de ajustar la deuda pública regional una vez recuperados los niveles del PIB previos a la crisis y ha advertido de que es «fundamental» la reducción del gasto público estructural de Castilla y León, ya que el coyuntural se verá reducido por sí mismo cuando desaparezcan las realidades existentes, por lo que es necesario diseñar una estrategia de ajuste a medio y largo plazo para su corrección.

Asimismo, considera que el objetivo prioritario de la gestión de los recursos públicos es «dar credibilidad al ciudadano y a la Unión Europea de que se está realizando una buena gestión pública de los mismos».

De Margarida considera que el PIB regional de 2021 se situará entre un 5 y un 6,1 por ciento, mientras que para 2022 los datos oscilan entre un 5 y un 5,5, aunque dependen «del control de la pandemia, de la contención de la creciente inflación, de la escasez de suministros en las empresas, así como del comportamiento del consumidor, que es el verdadero motor de la economía».

Para concluir, el director del Servicio de Estudios vaticina que para lograr un crecimiento económico sostenible en el tiempo se necesitan «fuertes dosis de precaución, una colaboración público-privada sin fisuras, y una gestión de los recursos públicos con altas dosis de responsabilidad y compromiso con la sociedad».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí