Una alumna en contacto con los materiales del Aula Nupa del Colegio FESD Santo Domingo de Guzmán

El Colegio Santo Domingo de Guzmán FESD ha puesto en marcha el Aula Nupa, una innovadora técnica por medio de la cual los alumnos adquieren nuevas enseñanzas con el uso de distintas texturas y efectos de luz y sonido

Los centros educativos buscan maneras de distinguirse y, al mismo tiempo, de mejorar su oferta educativa de manera constante. El Colegio Santo Domingo de Guzmán FESD, las Dominicas de Palencia, ofrecen desde hace un par de meses un nuevo método educativo a través de su Aula Nupa, un lugar dedicado a la estimulación multisensorial por medio de distintos materiales que combinan diferentes texturas y efectos de luz y sonido.

Entrada al Aula Nupa del Colegio FESD Santo Domingo de Guzmán

Nupa es el planeta donde habita FESDI, la mascota y elemento motivador de los proyectos que desarrollan los centros de la Fundación Educativa Santo Domingo, en las aulas de infantil y primer ciclo de educación primaria. Así pues, todo tiene un hilo conductor para alumnos y profesores.

“Consideramos que es la mejor forma de poder llevar a la práctica todo lo que hemos aprendido y trabajado a lo largo del curso del programa ‘Brotes’ que, desde la Fundación Educativa Santo Domingo de Guzmán FESD y junto con un grupo de expertos, nos han hecho llegar para formarnos en un tema de gran importancia como es la estimulación de los niños y niñas en edades tempranas”, cuenta Simone Jiménez, jefa de estudios y profesora en las Dominicas.

FESDI es el habitante del Planeta Nupa y mascota del proyecto

Lo interesante de esta nueva forma de educar es que el programa se adapta al niño, atendiendo a sus necesidades, sin compartimentos estándar y abandonando los sistemas de siempre.

“Debemos ser capaces de proporcionar un programa de aprendizaje y neurodesarrollo que respete el ritmo de aprendizaje y las características y peculiaridades de cada alumno, ofreciéndole desde los primeros cursos una estimulación adecuada a sus necesidades, consiguiendo así que tenga un desarrollo integral y Nupa es un lugar maravilloso para conseguir todo esto”, añade Jiménez.

La diversidad en el aula obliga a los profesores a estar preparados para atenderla: “Los tiempos ya no los marcamos nosotros como ocurría antes con el profesorado, tienes que adaptarte a los que te van marcando los niños. Porque no todos llegan a los conceptos de la misma manera ni al mismo nivel”, apunta Jiménez.

Varios alumnos en el Aula Nupa

Así, los profesores encargados de impartir las clases en este aula han realizado una preparación, asesorados por expertos en el diseño e implementación del aula como Ainhoa González (@montesorientucasa), especialista en este ámbito. Desde el centro palentino entienden que las actividades que se llevan a cabo en este aula pueden ofrecer múltiples beneficios a los alumnos, que están avalados por la neurociencia.

“Gracias a esta actividad podemos incorporar en la educación la estimulación sensorial, que en un aula normal no se podría desarrollar, pero en una específica, con elementos muy concretos de luz, sonido o tacto, que tengan que ver con los sentidos, los niños aprenden muchas cosas de formas muy diferentes”, explica la docente.

UN PLUS EN LOS CONOCIMIENTOS APRENDIDOS

Por lo tanto, este Aula Nupa aporta un plus a aquello que los escolares aprenden durante el día a día, al tiempo que potencian el desarrollo motriz y sensorial o desarrollan la capacidad de comunicación, pues estas actividades se hacen en grupos reducidos de entre seis y ocho niños.

“Si por ejemplo se está trabajando en clase sobre los animales marinos, en el Aula Nupa se hace una sesión recreando un espacio en el que haya elementos que tengan que ver con el mar, los peces, el océano o las plantas; y que sea todo muy visual y se pueda experimentar con el tacto”, explica Jiménez.

Una alumna observa una recreación del fondo marino en el Aula Nupa

Los espacios de estimulación sensorial se caracterizan por promover la relajación, la autoconfianza y el autocontrol, ya que también se hace uso de la música para generar esa tranquilidad. Igualmente, son contextos que incentivan la exploración y las capacidades creativas y que, a la vez, aportan bienestar y reducen las alteraciones conductuales.

“Es un lugar muy mágico en el que el alumno, cuando entra, tiene a su disposición elementos muy distintos a los que tiene en un aula normal, y le ayudan a hacer una inmersión para obtener un aprendizaje diferente”, añade la profesora.

Los materiales y las sesiones se preparan con mimo, pues no se deja nada al azar. Todo tiene un porqué y un sentido. Las temáticas que se desarrollan tienen hilo conductor con lo trabajado o desarrollado en las clases habitualmente. Es un espacio seguro en el que el alumnado encuentra diferentes objetos que potencian la estimulación y el desarrollo de los aprendizajes.

Materiales utilizados en el Aula Nupa

COMPLEMENTAR LA EDUCACIÓN DE TODOS LOS ALUMNOS

La idea es que todos los alumnos destinados a la actividad puedan pasar durante distintas sesiones por el Aula Nupa. En el caso del Santo Domingo de Guzmán FESD, que también tiene niños con atención a la diversidad, es decir, con necesidades especiales y con más dificultades para el aprendizaje, este contexto les va a ayudar a desarrollar otras capacidades diferentes.

“Un complemento más en la enseñanza, que creemos que es novedoso y que, tal y como está desarrollado desde el proyecto ‘Brotes’, no se está haciendo en Palencia”, apuntó Simone Jiménez.

Un orgullo, sin duda, para el colegio palentino, el poder presentar este aula y darle visibilidad, ya que ofrece un gran valor a su centro educativo.

alimen
-Publicidad-

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí