El Índice de Precios de Consumo (IPC) subió un 0,8% en septiembre en relación al mes anterior y disparó su tasa interanual hasta el 4%, siete décimas por encima de la de agosto y la más alta en 13 años, debido, sobre todo, al encarecimiento de la electridad, según los datos publicados este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que confirman los avanzados a finales del mes pasado.

Con el dato de septiembre, el más elevado desde septiembre de 2008, cuando la inflación se situó en el 4,5%, el IPC interanual encadena su novena tasa positiva consecutiva.

Sin tener en cuenta la rebaja del impuesto especial sobre la electricidad que se puso en marcha en septiembre, así como los descensos que se aplicaron desde agosto en el ámbito de la energía, el IPC interanual alcanzó en septiembre el 4,5%, cinco décimas más que la tasa general.

Así lo refleja el IPC a impuestos constantes que el INE también publica en el marco de esta estadística.

En el comportamiento interanual del IPC destaca la subida de los precios de la electricidad, mayor este mes que en septiembre del año pasado, así como de los precios del gasóleo para calefacción y el gas.

También influyeron el aumento de los precios de los carburantes y lubricantes para vehículos personales y el hecho de que los precios de los paquetes turísticos bajaron menos en septiembre de este año de lo que lo hicieron en igual mes de 2020

.En concreto, el grupo de vivienda elevó tres puntos su tasa interanual en septiembre, hasta el 14,5%, por la subida del precio de la electricidad, mientras que el grupo de ocio y cultura incrementó 1,5 puntos su tasa, hasta el 0,9%, por la evolución de los precios de los paquetes turísticos.

Al mismo tiempo, el grupo de transporte incrementó su variación interanual un punto, hasta el 9,8%, debido al aumento de las gasolinas para el transporte personal. Por contra, dentro de este grupo, destaca el descenso de los precios en otros servicios relativos a los vehículos personales como consecuencia de que algunos tramos de autopistas pasaron a ser gratuitos a partir de septiembre.

El grupo de alimentos y bebidas no alcohólicas, por su parte, rebajó su tasa interanual una décima, hasta el 1,8%, por el abaratamiento de las frutas y el hecho de que las legumbres y hortalizas han subido de precio menos que en septiembre de 2020.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí