PSOE-pastos
Los procuradores socialistas Jesús Guerrero, Consolación Pablos y Rubén Illera.

La gestión de las mascarillas, los permanentes retrasos en la construcción de la unidad de radiología y el nuevo hospital y los más de 1.200.000 euros desviados a la sanidad privada en Palencia muestran el auténtico caos del PP en su política sanitaria

Los procuradores socialistas por Palencia, Jesús Guerrero, Consolación Pablos y Rubén Illera, han mostrado su preocupación por la deriva en materia sanitaria que la Junta de Castilla y León, con el PP al frente, están protagonizando en la provincia de Palencia. La incompetencia de sus gestores está impidiendo desde hace años que la ciudad cuente con una unidad de radiología y con un nuevo hospital, a lo que se suman las continuas privatizaciones de las intervenciones quirúrgicas y la nefasta política desarrollada con la utilización de las mascarillas.

Desde el PSOE se reclama la aceleración en la construcción del nuevo hospital -así como del servicio de radioterapia- que está provocando la externalización de numerosas operaciones menores que el pasado año, hasta el mes de Noviembre, supusieron un coste a las arcas públicas de más de 1.200.000 euros.

Ahora, siguen diciendo los procuradores socialistas, desde el PP se trata de utilizar la sanidad como ariete contra el Gobierno de España, anteponiendo sus intereses a la salud. Ante el pico de la epidemia de virus respiratorios y el colapso del sistema público que se está sufriendo en todo el país, el Ejecutivo central propone al Consejo Interterritorial el uso obligatorio de mascarillas en centros sanitarios y hospitales, mientras la Junta rechaza esta medida de forma arbitraria y sin ningún tipo de criterio.

Añade el PSOE que se trata de una medida proporcionada, avalada por el Centro Nacional de Epidemiología, por los Colegios Oficiales de Médicos y por las Sociedades Científicas de Médicos de Familia y de Epidemiología y responde al desbordamiento que sufre la sanidad pública en Castilla y León.

Mientras tanto, desde el PP se dice una cosa y la contraria, mostrando una clara deriva en su forma de actuar. Mañueco dice que se tiene que imponer el uso obligatorio de mascarillas en las residencias de mayores, mientras el consejero de Sanidad, Alejandro Vázquez, en cambio, dice que no está probado científicamente que el uso de mascarillas sea una medida útil para contener una epidemia de virus respiratorios

Mañueco y Vázquez acusan a la ministra de Sanidad de no buscar el consenso, sin embargo, la Junta no ha consultado esta medida ni con los profesionales sanitarios ni con los representantes de los trabajadores ni con las sociedades científicas. El consejero ha llegado a poner en duda la base científica del uso de mascarillas ante una epidemia de virus respiratorios.

Frente a todo estos, Guerrero, Pablos e Illera recuerdan que el secretario general del PSOE de Castilla y León, Luis Tudanca, ha pedido coherencia y responsabilidad a Mañueco ante esta nueva epidemia para evitar el colapso de los centros sanitarios y proteger la salud de castellanos y leoneses. En este sentido, el Grupo Socialista en las Cortes ha pedido la comparecencia urgente del consejero de Sanidad para dar explicaciones de las medidas que ha tomado la Junta para contener la epidemia.

-Publicidad-

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí