El rey subraya la “exigencia” de la formación militar como ejemplo de adaptación a los nuevos tiempos

-Publicidad-

Elena F. Gordón / ICAL

Felipe VI presidió hoy, tras cuatro años de ausencia, la entrega de Reales Despachos de sargentos a los 355 integrantes de la XXX promoción de la Escala de Suboficiales del Ejército del Aire y del Espacio en la Academia Básica del Aire de La Virgen del Camino (León) de las que 49 son mujeres-, a los que deseó “suerte en sus destinos y progresión en la carrera que han elegido”. En las palabras que les dirigió tras el acto oficial quiso poner en valor la formación recibida como ejemplo de adaptación a los nuevos tiempos.

Se trata, dijo, de una formación “muy exigente”, con nuevos programas para las distintas especialidades y que supone “la demostración del dinamismo, la intensidad y el esfuerzo para adaptarse a los nuevos tiempos y a la evolución de la tecnología y el conocimiento”.

“Es una exigencia grande, como bien sabéis”, apuntó sobre lo que resumió como “la mejor formación para servir al Ejército y a España”.

El rey tuvo una mención especial en el brindis que hizo por los sargentos, por el Ejército del Aire y el Espacio y por España tanto para los que sirven a la patria dentro del país como los que están desplazados en misiones de colaboración con organismos internacionales.

Don Felipe, que se desplazó en helicóptero, llegó puntualmente a la plaza de armas de la Academia, donde se encontraban todas las autoridades, entre ellas, el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, y la delegada del Gobierno, Virginia Barcones. No acudió al acto la ministra de Defensa, Margarita Robles, que hoy visita instalaciones militares en Cartagena (Murcia).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí