Sesenta y siete localidades han acogido alguna de las quince actividades diferentes desarrolladas entre los meses de julio y agosto

Más de mil trescientos niños y jóvenes han participado este pasado verano en las actividades del programa Ganas de verano en el pueblo que ha organizado la Diputación de Palencia, con un presupuesto que se ha aproximado a los cincuenta y ocho mil euros. El Servicio de Juventud e Igualdad —que dirige el diputado provincial Juan Antonio Obispo— ha gestionado esta programación, articulada en torno a cuatro grandes bloques (talleres, actividades físicas, programa medioambiental y de sostenibilidad, y cursos especializados), con iniciativas desarrolladas en todos los casos en grupos reducidos y observándose todas las medidas de seguridad y protección con motivo de la pandemia.

La Diputación de Palencia puso este verano a disposición de los menores del medio rural un calendario de dieciocho actividades variadas, que han llegado a sesenta y siete localidades de la provincia, con el objetivo de promover el ocio y de mejorar la formación cara a facilitar el acceso al empleo. Se trata de un programa con el que la institución provincial persigue fomentar la igualdad de oportunidades entre los jóvenes del medio rural con respecto a los del ámbito urbano.

La programación, que se ha caracterizado por su variedad y por abarcar a todas las edades juveniles, se desarrolló desde primeros de julio hasta finales de agosto, y se estructurado en cuatro bloques de actividades: talleres —con cuatro propuestas diferentes que llegaron a veinte localidades de la provincia—; cinco actividades físicas distintas que llegaron a cuarenta y seis municipios del medio rural; una programación medioambiental y de sostenibilidad, conformada por tres propuestas que se impartieron en quince municipios; y diez cursos especializados, de los que cinco se ofrecieron mediante un aula virtual, mientras los otros cinco fueron presenciales.

Las sesenta y siete localidades de la provincia que acogieron al menos una actividad del programa juvenil Ganas de verano en el pueblo son Abia de las Torres, Aguilar de Campoo, Amusco, Astudillo, Autilla del Pino, Baltanás, Báscones de Ojeda, Becerril de Campos, Belmonte de Campos, Boadilla de Rioseco, Boadilla del Camino, Calahorra de Boedo, Carrión de los Condes, Cascón de la Nava, Castrillo de Don Juan, Castrillo de Onielo, Castrillo de Villavega, Cisneros, Colmenares de Ojeda, Cordovilla la Real, Dueñas, Espinosa de Villagonzalo, Frechilla,

Frómista, Fuentes de Nava, Fuentes de Valdepero, Grijota, Guardo, Herrera de Pisuerga, Herrera de Valdecañas, Hornillos de Cerrato, Husillos, Itero de la Vega, Lantadilla, Magaz de Pisuerga, Mazariegos, Mazuecos de Valdeginate, Meneses de Campos, Monzón de Campos, Osorno, Palencia, Palenzuela, Páramo de Boedo, Paredes de Nava, Pedraza de Campos, Piña de Campos, Polentinos,

Quintana del Puente, Revenga de Campos, Saldaña, Santa Cecilia del Alcor, Santervás de la Vega, Sotobañado y Priorato, Tariego de Cerrato, Torremormojón, Valdespina, Villada, Villahán, Villalba de Guardo, Villalcázar de Sirga, Villalobón, Villamartín de Campos, Villamuriel de Cerrato, Villaumbrales, Villerías de Campos, Villodrigo y Villoldo.Por lo que respecta a los talleres, cincuenta y dos niños de entre seis y doce años participaron en el denominado Musicaventura, mientras sesenta y tres niños de esas mismas edades acudieron al taller Tienes mucho cuento. Por su parte, el taller de grafitis contó con unos ochenta jóvenes a partir de doce años, franja de edad que también se estableció para el taller de Tik-Tok, donde una treintena de jóvenes recibieron formación para un uso responsable de este tipo de aplicaciones en red social.

ACTIVIDADES FÍSICAS.

El programa de ocio juvenil recogió también cinco posibilidades para la práctica deportiva, con una excelente respuesta, con cerca de un millar de participantes entre los circuitos de acondicionamiento físico, las sesiones de pilates, zumba, bailes y Funky; el taller de patinaje —que ha superado el medio millar de niños en la franja de edad de Primaria—, donde los ayuntamientos han puesto a disposición instalaciones municipales adecuadas para esta práctica; danzas urbanas; el taller Retos por la educación física en bicicleta, también para niños de Primaria; y un quinto taller de parkour, disciplina física basada en la propia capacidad motriz del practicante, que utilizan su cuerpo para superar obstáculos urbanos mediante saltos y acrobacias.

Asimismo, la programación Ganas de verano en el pueblo quiso hacer hincapié también entre los más jóvenes en la importancia de la sostenibilidad y el cuidado del planeta, mediante tres actividades:  una Semana medioambiental, una Escuela de la Naturaleza y un escape room en torno a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 aprobada por Naciones Unidas. Finalmente, los seis cursos especializados del programa juvenil estival Ganas de verano en el pueblo han abordado materias como la lengua de signos, las necesidades educativas especiales, la prevención de drogodependencias, la formación como monitor de tiempo libre y socorrista, y la fotografía y el vídeo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí