Con ejemplos como el tuyo queda más que demostrado que el rugby crea un vínculo entre el deporte y el jugador difícil de romper. Fuiste durante años jugador del Physiorelax Palencia y ahora el grupo Silicius, del que eres director general, se ha convertido en el nuevo patrocinador del club. Se puede decir que tanto en lo personal como en lo profesional estás ligado al deporte del balón ovalado…

El vínculo con el rugby no se rompe nunca. Vas pasando por distintas etapas y cada una la disfrutas de forma diferente, pero todas siguen siendo rugby: jugador, entrenador, veterano, espectador…

Es muy habitual mantener viva la relación con tus amigos del Rugby, los vínculos de amistad que se crean son muy fuertes, el compromiso que requiere el juego es muy alto y eso propicia que surjan grandes amistades.

Si hablamos de tus inicios como jugador de rugby, ¿cómo te entró el gusanillo por este deporte?

Era un deporte totalmente desconocido para mí. De pequeño era habitual el cambio de residencia de la familia debido al trabajo de mi padre.

En uno de esos traslados fuimos a parar a un pueblo de Asturias que se llamaba Grado y tenía equipo de Rugby. En el colegio tenía en la mesa de delante a los hermanos Souto, que posteriormente fueron Internacionales con España y a mi amigo Martino le tenía detrás de mi sitio… ¡Estaba rodeado de jugadores de rugby! Ellos fueron los que me invitaron a bajar a mi primer entrenamiento, siempre les estaré agradecido.

En los siguientes traslados el rugby ya nunca me abandonó, fue con 17 años cuando llegué a vivir a Palencia.

El balón de rugby, por su forma ovalada es el único que no te puede devolver una pared. ¡¡¡Necesitas amigos para jugar!!!

Siempre que he llegado nuevo a una ciudad, el club de rugby me ha acogido como a “uno de los suyos”.

¿Cómo recuerdas tu etapa en el Physiorelax?

Fueron unos años fantásticos en los que seguí aprendiendo a jugar al rugby junto a buenos amigos. No éramos los mejores, pero hacíamos todo lo posible por ser competitivos y pasárnoslo bien.

Con años de trabajo pudimos vivir un ascenso a 1ª Nacional… La semilla que se había plantado en los tiempos de la Escuela de Ingenieros Agrónomos y Forestales seguía creciendo.

Todos los jugadores de este deporte coincidís en señalar que el rugby fomenta el respeto y el esfuerzo…

El rugby es un deporte de “invasión” y de “combate”, en el que tienen que estar muy bien definidos los límites a través del reglamento y el respeto por el contrario. De lo contrario, se convertiría en un deporte peligroso.

Afortunadamente ese respeto que tienen los jugadores por el juego y por el rival, hacen que sea un deporte seguro.

En cuanto a la importancia del esfuerzo, en un partido de rugby es muy complicado avanzar un metro con el balón buscando la línea de ensayo y muy fácil perderlo si no hay un compromiso y esfuerzo individual de todos los jugadores. Creo que esto explica el vínculo y compromiso que se crea dentro de un equipo de rugby.

«El vínculo con el rugby no se pierde  Nunca. Pasas por diferentes etapas Que disfrutas de forma diferente,  Pero todas siguen siendo rugby»

Es un deporte en el que no se puede poner el foco en un sólo jugador, todos son importantes. El tiempo total en el que tienes el balón en tus manos es muy poco, el resto del tiempo estás trabajando para el equipo, primando los intereses del grupo frente a los individuales.

Y ahora, como decíamos anteriormente, ha llegado el momento de seguir ligado a este deporte, en concreto al Club palentino, desde el punto de vista empresarial. ¿Qué quiere aportar el grupo ‘Silicius’ a este proyecto palentino a través de su patrocinio?

Los valores que aporta el rugby son extrapolables al mundo personal y empresarial.

En el grupo Mazabi nos sentimos muy identificados con el esfuerzo, la integridad, el trabajo en equipo… valores fundamentales en el rugby.

Lo que queremos aportar más allá del patrocinio, es nuestro agradecimiento a este deporte en el que tanto Juan Antonio Gutiérrez (CEO del grupo y también integrante de la familia del Palencia Rugby), como Juan Díaz de Bustamante y yo, tan buenos momentos hemos pasado.

El rugby en Palencia ha evolucionado mucho en los últimos años y queremos apoyar el crecimiento del Club en el que tanto Juan Antonio como yo hemos jugado.

Es muy gratificante ver cómo crece la masa social del club, el número de equipos y niños descubriendo el rugby en Palencia.

Y además de al club palentino también patrocináis a otros tres clubes madrileños. Es fuerte vuestra apuesta por un deporte que cada vez está ganando un mayor número de adeptos…

En el grupo Mazabi somos varias personas las que hemos jugado al rugby y tenemos vínculo con estos clubes, bien por ser exjugadores o porque sean ahora nuestros hijos quienes disfruten en estos equipos.

Además de Palencia estamos colaborando también con otros cuatro equipos: Majadahonda, Cisneros, Alcobendas y Mazabi Independiente de Santander.

En la presentación del patrocinio en Palencia, surgió una idea con el Alcalde y el concejal de deportes que ojalá pueda llevarse a cabo muy pronto: la inauguración de un campo de Rugby en Palencia con un torneo de niños en el que participen todos los equipos con los que colaboramos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí