Guardo proyecta intervenir en unos elementos que forman parte de la memoria histórica de sus vecinos: sus fuentes.

60.000 euros es el presupuesto que maneja el Consistorio que fija un plazo de tres meses para la ejecución de los trabajos previstos. Los trabajos, adjudicados, se han cerrado en 57.000 euros.

Se actuará en la Fuente de la Espiga, la fuente de la Oficina de Turismo, fuente vieja de la Plaza de la Constitución y fuente nueva de la Plaza de la Constitución.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí