Alcalde de Herrera de Valdecañas Víctor Arroyo
-Publicidad-

Visitamos el pequeño pueblo cerrateño ‘de moda’ por su vinculación con el programa El Hormiguero, de la mano de su alcalde, Víctor Arroyo

En Herrera de Valdecañas, hay un banco verde que los visitantes han movido de sitio. Lo necesitaban para que la foto de su Instagram quedara mejor. Hasta ahora, hacerse un selfie en esta pequeña localidad del Cerrato, aunque sin duda fuera una buena idea, quizás no superaba el puñado de Likes. Pero resulta que este verano Herrera de Valdecañas es trending topic, y la foto frente al frontón dedicado a El Hormiguero 3.0, la imagen más divertida de los stories agosteros.

Para comprobarlo nos reunimos con Víctor Arroyo, su alcalde. Este ingeniero agrónomo de 32 años es un millenial enamorado de su tierra natal e ilusionado de una forma contagiosa por llevar su pueblo al siglo XXI y demostrar que el mundo rural es garantía de calidad de vida. Suya fue la idea de participar en el Reto de los Alcaldes de El Hormiguero el pasado mayo, una pequeña locura con la que llamó la atención sobre Herrera de Valdecañas, de la mano de Santiago Segura y Pablo Motos. «Cuando nos planteamos participar, lo comenté con muchos alcaldes de la zona y todos nos apoyaron y se ilusionaron con nosotros porque, al fin y al cabo, íbamos a hablar de Palencia», comenta.

Desde el principio, la idea era contar con gente de la tierra. «Nos ofrecían la posibilidad de hacer marketing gratuito si nosotros presentábamos un vídeo de calidad. Y con la ayuda de Erica González y David Castro, de la productora palentina Ocean Grain, logramos hacer un vídeo fantástico que nos permitió ir al programa».

Una vez allí, ganar o perder no era importante (de hecho, Víctor ganó a Santiago Segura jugando con honestidad): de lo que se trataba era de «alcanzar esa promoción a gran escala, porque nos vieron 2.200.000 personas», además de las que han compartido los vídeos en las redes y la repercusión en los medios.

Este verano, Víctor ha cumplido su palabra y ha dedicado su frontón municipal a El Hormiguero, con un graffiti creado por otro artista palentino, Francisco Álvarez Amor “Chisco”, junto a su colaboradora Nadia Bilbao. Y ante el divertido mural, con Trancas y Barrancas jugando entre espigas castellanas, frente a su sonriente y orgulloso alcalde, descubrimos que esta historia televisiva es solo la punta del iceberg, la anécdota con la que poner el foco sobre un pueblo hasta ahora poco conocido, pero totalmente listo para lucirse ante el visitante.

¿Por qué visitar Herrera de Valdecañas este agosto?

Antes de explicárnoslo, Víctor nos sube en el coche y nos da una vuelta por el pequeño pero agradable casco urbano, en cuesta, hasta llegar a la ermita. Nos cuenta que el anterior equipo de gobierno consiguió restaurarla después de años en decadente ruina, y ahora es uno de los muchos orgullos que luce el pueblo, engalanada por un camino de cipreses y una nueva fuente.

Herrera de ValdecañasDesde la ermita se divisa bien el barrio de bodegas, y Víctor nos recuerda que esta pequeña localidad tiene ‘Vino de Reyes’: su Basileo, un exquisito caldo de la DO Arlanza que, de hecho, el joven alcalde regaló a Pablo Motos y Santiago Segura en el programa.

De hecho, las bodegas de Herrera de Valdecañas merecen un buen paseo y, a ser posible, aprovechando estas tardes agosteras en las que lucen bulliciosas. «Todas las tardes hay gente en las bodegas», presume el primer edil. «Y lo mejor es que si paseas, todo el mundo te invitará a entrar, ver su bodega y, por supuesto, picar un poco de queso y servirte vino». Como antaño.

Herrera de ValdecañasPorque esa sensación de comunidad es lo que destaca en pueblos pequeñitos como éste. Un hormiguero, podríamos definir, donde todos se apoyan. «Durante algunos años nos habíamos distanciado un poco, pero desde la pandemia hemos hecho un esfuerzo por recuperar la participación de la gente», nos indica Víctor mientras continúa enseñándonos el pueblo, de la iglesia gótica con una curiosa fachada principal hasta la plaza del Ayuntamiento, con una escultura dedicada a la vida del labrador.

Herrera de ValdecañasEsa participación ha crecido con actividades como los torneos en el frontón, las charlas en el recién abierto bar de las Antiguas Escuelas o incluso la también nueva escuela de verano para los peques del pueblo.

Y para rematar la visita a Herrera de Valdecañas, no hay que olvidar que cuenta con la magnífica Posada Villa Ferrera, con uno de los restaurantes más reputados de esta zona del Cerrato y habitaciones cómodas y tranquilas para pernoctar.

Todo este hormiguero de hospitalidad y tranquilidad es, además, un proyecto ilusionante para su alcalde, que no para de poner en marcha nuevas ideas. A partir de este otoño terminarán las obras del nuevo Centro Cultural, donde realizarán al menos una actividad lúdica o cultural al mes y dispondrán de un enorme espacio diáfano para disfrute de todo el pueblo… De todas esas hormiguitas que mantienen vivo este pequeño enclave del Cerrato.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí