Los autónomos palentinos están sufriendo la subida de la factura eléctrica con gastos que en algunos casos deben repercutir en el precio final de sus productos

La subida del precio de la luz afecta a todas las familias y a los autónomos les está haciendo gran daño.
Desde el Horno de Ángel aseguran que todo se ha encarecido un 20 por ciento, ya que la subida del precio de la luz conlleva el incremento del precio de otras materias primas esenciales en su negocio como puede ser la harina. “No se debe dar a una sola empresa todo el poder de la luz y estoy convencido de que no van a bajar nada”, asegura Ángel quien en vista de esta situación ya está pensando en tener que subir el precio de sus productos un 20 por ciento.
Ante las franjas horarias que propone el Gobierno en las que el megavatio es más barato hay empresas que no pueden ceñirse a ellas y es que cámaras frigoríficas o cámaras de producción necesitan una conexión de 24 horas a la luz, como es el caso de Hielos Palencia, otra de las empresas palentinas que se está viendo perjudicada debido no solo a la subida del precio de la electricidad que se traduce en un aumento del 35%, sino también al de “las materias primas que nosotros utilizamos, como pueden ser los plásticos y el cartón cuyo precio se ha incrementado el doble”.
Por otro lado, Isaac, gerente de Lavandería Autoservicio La Colada, coincide en que la factura eléctrica de su negocio se ha incrementado entre el 20 y 30 por ciento aunque de momento ese sobrecoste lo está asumiendo la empresa sin que repercuta en el precio que se cobra al cliente. Sí es verdad que Isaac ha notado un poco más de afluencia de clientes en su Lavandería Autoservicio. “No sé si es por el tema de la luz, o por el Covid, pero está viniendo más gente no tanto a lavar edredones y mantas pero sí a hacer la colada de la semana”.
Otro sector que se ha pronunciado en este tema es el de los peluqueros. Desde ArtPebe, Asociación de Peluquería y Belleza de Palencia, señalan que “sí que nos ha afectado, yo en la factura lo he notado bastante y como han subido  también el sueldo base me parece justo haber subido un euro la peluquería, y lo he hecho”, indica una de las integrantes.

HOSTELERÍA

En hostelería la situación es parecida. El gerente de Y Un Cuerno, Guillermo Flores, afirma que ha pasado de pagar una factura de 800 euros a una de 1.400 euros en uno de los bares que regenta.
“Nosotros no podemos ajustarnos a unos determinados horarios, tenemos que tener las cámaras frigoríficas enchufadas todo el día, es el problema de cualquier negocio abierto al público”.
Un problema añadido, asegura, “será cuando llegue el frío y haya que enceder las estufas calefactoras en las terrazas, será algo prohibitivo”. De perdurar esta situación, indica este hostelero, “habrá que repercutir esta subida en los precios, y a lo mejor también tenemos que cobrar 1 euro por el servicio de calefacción”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí