El Gobierno ha acordado destinar diez millones de euros a clubes de baloncesto y de balonmano perjudicados por la pandemia del coronavirus, un dinero que saldrá de los remanentes que proporciona LaLiga con sus beneficios por derechos de imagen.

En concreto, el Consejo de Ministros de este martes aprobó un crédito extraordinario de 10 millones de euros en el presupuesto del Consejo Superior de Deportes (CSD), que será quien convoque subvenciones en concurrencia competitiva a los clubes participantes de las ligas profesionales de Baloncesto (ACB) y de balonmano (ASOBAL) para paliar los efectos en estos deportes de la pandemia de la COVID-19.

Este crédito se ampara en un decreto ley de 2015 sobre la comercialización de los derechos de explotación de contenidos audiovisuales de las competiciones de fútbol profesional.

Para la convocatoria de estas subvenciones es preciso la aprobación de una modificación presupuestaria para habilitar y dotar crédito suficiente en el presupuesto del Consejo Superior de Deportes, con cantidades procedentes del 1,5% de los ingresos obtenidos en la comercialización conjunta de derechos audiovisuales del fútbol profesional.

Los daños de «las puertas cerradas»

El Gobierno considera que los clubes participantes en las ligas de baloncesto y de balonmano necesitan apoyo económico para mitigar el llamado ‘efecto de la puerta cerrada’ que lleva consigo la falta de ingresos por abonos y venta de entradas, así como para afrontar el sobrecoste derivado de la pandemia COVID-19. En concreto, los clubes de la ACB recibirán ocho millones y los de ASOBAL se repartirán los otros dos millones.

Las subvenciones permitirán fortalecer y sanear las competiciones de baloncesto y balonmano anteriormente señaladas como medida de fomento, ayudando a los clubes beneficiarios a sufragar parte de los gastos originados que la señalada pandemia ha generado.

Para su financiación, el CSD dispone de un remanente de tesorería con financiación afectada procedente de la Liga de Fútbol Profesional (LFP) por importe de 11.486.220 euros, que se deriva de la aplicación de ese decreto ley de 2015.

Aquella norma establece que cada uno de los clubes y entidades participantes en el Campeonato Nacional de Liga, en cualquiera de sus categorías deberán cumplir anualmente con una serie de obligaciones en proporción a los ingresos que obtengan por la comercialización conjunta de los derechos audiovisuales, y ello con el objeto de mejorar la promoción y funcionamiento de la competición y contribuir al fomento del deporte en general.

Así, el decreto-ley estableció que estos clubes y entidades participantes entregarán al Consejo Superior de Deportes una aportación del 1,5% de los ingresos obtenidos por la comercialización de los derechos audiovisuales, cuantía que será destinada a la promoción, impulso y difusión del deporte federado, olímpico y paralímpico, así como a la internacionalización del deporte español.

Un decreto ley posterior, de 2020, creó la Fundación España Deporte Globa (FSP) como organización sin fin de lucro, con personalidad jurídica y plena capacidad para operar, pero hasta la aprobación de sus estatutos y la inscripción en el Registro de Fundaciones, el Consejo Superior de Deportes será quién gestione directamente las ayudas previstas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí