ambientólogo palentino, Ignacio Sánchez
El ambientólogo Igancio Sánchez junto al río Carrión en Palencia
-Publicidad-

El ambientólogo palentino, Ignacio Sánchez, afirma que el desarrollo sostenible se centra en “satisfacer las necesidades actuales sin poner en peligro las generaciones futuras, algo que no se cumple”

Hay que darse cuenta de los cambios que sufre el planeta por el cambio climático, porque los problemas ambientales, como la falta de agua o de suelos fértiles, harán que la población esté severamente perjudicada. El ambientólogo palentino Ignacio Sánchez afirma, en declaraciones a la Agencia Ical, que el desarrollo sostenible “no es más que ser capaces de satisfacer las necesidades actuales sin poner en peligro las generaciones futuras, algo que no se está cumpliendo”.

“Ahora nos damos cuenta de que existe el cambio climático porque un día llueve, otro nieva y al siguiente se registran 35 grados, pero hasta hace diez años había muchas personas que negaban el cambio climático”.

Esto es así de claro debido a que el ser humano es una especie que “hasta que no rompe algo no hace nada por arreglarlo”, quien apunta que los ambientólogos llevan a cabo labores preventivas, porque se trata de evitar esa rotura antes de que los males se lleguen a producir.

Entre ellas se encuentra la concienciación y el respeto a las leyes como, por ejemplo, controlar los vertidos de industrias al ciclo del agua, puntualiza Sánchez, que se graduó en la Universidad de Salamanca (USAL) y actualmente es docente de Biología en el instituto San Gregorio de Aguilar de Campoo (Palencia).

Política ambiental

Traslada que Palencia es una ciudad relativamente pequeña, pero que tiene diversas zonas verdes, al ser una de las capitales con más espacios de este tipo, algo que es verdaderamente positivo en los tiempos que corren.

No obstante, en algunos lugares se producen impactos visuales en los entornos, lo que interfiere en el medioambiente, por pequeño que sea el caso en cuestión.

En relación a los sucesivos acuerdos internacionales que tiene por objetivo reducir las emisiones de seis gases de efecto invernadero, a lo que se suman las cumbres del clima o los actuales Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), el ambientólogo palentino asegura que “todo es política, porque nada se llega a cumplir”.

Los ODS no dejan de ser cuestiones políticas para que la población se conciencie, pero dudo mucho que se cumplan ninguno de ellos, agrega a Ical.

Apuesta laboral

“Yo nunca he sido de campo, pero siempre me ha gustado la naturaleza y los animales, pero desde un sentido basado en su protección y en la mejora de su hábitat”. Su decisión por llegar a ser el profesional que actualmente representa se fraguó durante Bachillerato, donde su pasión por la Biología y la asignatura de Ciencias de la Tierra y del Medio Ambiente allanaron el camino.

Sus ojos siempre miraban hacia al medioambiente, el entorno, los ecosistemas y el desarrollo sostenible, algo que representa a la perfección la figura del ambientólogo, enmarcado en el ámbito de la Biología, pero relacionado mucho más con la conservación del medioambiente y la aplicación de las leyes ambientales en cuanto a su protección.

Ignacio Sánchez deja claro que sus compañeros y colegas tienen más oportunidades fuera de Castilla y León, como por ejemplo en la vecina Comunidad de Madrid, donde se encargan de realizar auditorías ambientales.

De igual manera, son los encargados de formular las evaluaciones de impacto ambiental, aunque reconoce que” no se destina el presupuesto suficiente para ello y dejan de lado su trabajo”.

Esa es la razón por la que muchos acaben en el ámbito de la educación, donde se hacen un hueco gracias a su formación y las diversas materias que manejan a través de sus conocimientos. Caso que se reproduce con el palentino, que trabaja como profesor de Biología en un instituto de la provincia, además de opositar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí