Los tres criterios que establece Villamuriel de Cerrato para elegir a quien reabrirá el Soto Albúrez

Villamuriel de Cerrato establece tres criterios para adjudicar la gestión del espacio hostelero del Soto Albúrez junto al Canal de Castilla

El contrato de arrendamiento del Soto Albúrez de Villamuriel de Cerrato se adjudicará en base a tres criterios establecidos por el Ayuntamiento de Villamuriel.

– La mejor propuesta económica, hasta un máximo de 5 puntos, dándose la máxima puntuación a la mejor oferta, y valorándose el resto por una regla de tres.

– El mejor programa de gestión del local de bar y las actividades complementarias a realizar en el entorno en que se ubica el mismo, hasta un máximo de 3.5 puntos a juicio de la Mesa de Contratación.

Experiencia en la puesta en marcha y gestión de establecimientos de hostelería, hasta un máximo de 1.5 puntos. Valorándose a razón de 0.30 puntos por cada año o
fracción superior a 9 meses acreditada documentalmente de experiencia en la puesta en marcha y gestión de establecimientos de hostelería.

Al arrendatario se le entregará por el Ayuntamiento de Villamuriel de Cerrato para su explotación comercial directa, junto con el edificio, el mobiliario, los enseres y maquinaria existentes dentro del mismo, cuyo inventario consta en el anexo del pliego aprobado y no podrá reclamar al Ayuntamiento más mobiliario, maquinaria y enseres que los inventariados, ni mayores infraestructuras en el edificio objeto de arrendamiento, sus alrededores, o sus accesos. Pudiendo el Ayuntamiento mejorar o completar las instalaciones y mobiliario durante el tiempo de explotación si así se considera oportuno.

El precio base de la licitación es de 500 euros IVA incluido), cada temporada.
Las proposiciones que se presenten deben ir al alza sobre la cantidad citada. En caso de quedar desierto el concurso por falta de proposiciones, el Ayuntamiento
queda facultado para adjudicar el mismo directamente por el precio base de licitación.

El adjudicatario del contrato de arrendamiento estará obligado, entre otras cuestiones a pagar el precio del contrato antes de comenzar la explotación del bar y, en todo caso, antes del 30 de junio de cada temporada; pagar los suministros de energía eléctrica y de agua habidos durante el tiempo de arrendamiento, aunque los recibos de los mismos vengan a nombre del Ayuntamiento y explotar el bar y espacio de turismo activo y medioambiental de forma directa y personal y bajo su plena responsabilidad, como autónomo, sin perjuicio de que pueda contratar, por su cuenta y riesgo, personal a su servicio, sin que éste adquiera derecho alguno ni relación laboral ninguna frente al Ayuntamiento.

Se especifica desde el Ayuntamiento de Villamuriel de Cerrato que cualquier tipo de reforma que desee realizar el arrendatario en las instalaciones que se le entregan deberá contar previamente con la autorización expresa del Ayuntamiento, sin la cual no podrá realizarse reforma u obra alguna. Estas reformas, en caso de concederse autorización para su realización, correrán a cargo del arrendatario y quedarán en beneficio del local.

Imagen. APV

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí