-Publicidad-

La Diputación de Palencia tramitó en 2021 cuarenta y cinco modificaciones de crédito, cifra sensiblemente superior a la habitual, como también sucedió durante 2020, el primer año de la pandemia, “cuando incluso fue necesaria una mayor variación en los planes económicos iniciales: la administración provincial cursó ese ejercicio hasta cincuenta y tres expedientes, lo que arroja un promedio de prácticamente uno por semana”, explica en una nota.

El presupuesto de una administración pública como la Diputación constituye una estimación anticipada tanto de gastos como de ingresos necesarios para cumplir con sus competencias. Se trata de una herramienta importante no solo por esa vertiente de planificación, sino también porque posee un carácter limitativo en cuanto a la cantidad y el destino de las partidas que recoge el documento, de manera que no puedan superarse ni variarse de finalidad. Así pues, la previsión inicial de cada gasto —también llamada crédito presupuestario— queda vinculada cuantitativa y cualitativamente, porque debe destinarse solo al fin previsto.

CONTINGENCIAS. Si el promedio de modificaciones presupuestarias que la Diputación tramitó en los siete ejercicios anteriores rondaba los treinta y tres expedientes, durante 2021, y aún más en 2020, fue preciso abordar un mayor número de cambios, algunos de más entidad económica y no unas meras correcciones. En buena medida, tales modificaciones se aplicaron para desarrollar medidas de contingencia ante la pandemia, así como para impulsar líneas de ayudas y programas de inversiones con el fin de paliar los daños en la economía y el empleo provincial causados por la crisis sanitaria, según explica María José de la Fuente, diputada delegada del Área de Hacienda y Administración General, en la que se engloba el servicio de Intervención, responsable de la elaboración y fiscalización del presupuesto.

Hay que tener en cuenta además que un mínimo de modificaciones de crédito es imprescindible cada año, por aquellas que vienen motivadas al incorporar al presupuesto en ejecución los remanentes del ejercicio anterior. El remanente líquido de tesorería se incorpora al presupuesto una vez que Intervención presenta la liquidación definitiva del año anterior, cuyo plazo concluye en febrero, por lo que suelen incorporarse en marzo. De los cuarenta y cuatro expedientes de modificación emprendidos por la Diputación de Palencia en 2021, ese fue el caso de cinco, por un importe global cercano a los trece millones de euros.

Una veintena de expedientes de modificación presupuestaria de la Diputación de Palencia en 2021 consistió en transferencias de crédito, herramienta que se ha aplicado mucho en los dos últimos ejercicios para adaptar las políticas de gasto de los diferentes servicios, en función del régimen de actividades permitidas o restringidas por las autoridades sanitarias. En otros diez expedientes se aprobaron generaciones de crédito y en otros ocho se suplementaron créditos ya existentes o se incorporaron créditos extraordinarios para afrontar gastos o inversiones no previstos inicialmente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí