Capítulo V – Templete o kiosco de El Salón

Muchos serán los palentinos que se acuerden, no sin nostalgia, del antiguo templete o Kiosco de música de El Salón. Otro ejemplo de la arquitectura de hierro, tan extendida a finales del XIX y principios del XX, y con interesantes ejemplos en nuestra ciudad.

En enero de 1888 el Ayuntamiento aprobó su construcción. Era, en principio, una mejora más de las continuas que sufría el parque de El Salón. El diseño fue obra del arquitecto municipal, Cándido Germán, y la subasta, para su construcción, la ganó Juan Petrement (el mismo que realizó la Plaza de Abastos) por un precio que hoy nos parecería irrisorio, 6.526 pesetas (36 €), aunque entonces era una cantidad considerable.

El plazo de ejecución fue breve, pues debía estar terminado antes de las Ferias de San Antolín, de ese mismo año, cuando se preveía su inauguración.

El templete tenía un basamento de planta octogonal, bastante elevado, con unos pilares prismáticos en las esquinas. Desde los pilares arrancaban unos fustes metálicos rematados por unos capiteles corintios que sostenían la cubierta. Alrededor de los fustes, en su parte inferior, una balaustrada metálica cerraba el perímetro. En su parte superior, los fustes se unían mediante arcos de medio punto decorados con arcos polilobulados, como se puede apreciar en la imagen que ilustra este artículo.

La cubierta era una sucesión de triángulos a dos aguas que cubrían los arcos, convergiendo, todos ellos, en un lucernario central.

El templete era multifuncional, que diríamos hoy. En él se celebraban conciertos de la banda municipal de música, se instalaba el altar en las juras de bandera, y era el lugar desde el que las autoridades dirigían sus discursos o protagonizaban diferentes actos institucionales o sociales.

CURSIOSO

El templete palentino desapareció en 1966, pero todavía hoy podemos ver uno idéntico a él en Portugalete, ya que lo construyó la misma empresa utilizando los planos del de Palencia.

Lamentablemente, desapareció en 1966, siendo sustituido por un auditorio, que hoy también ha desaparecido. En su lugar podemos ver una estructura de dudosa estética, aunque quizás más funcional. En la ciudad corre la leyenda de que el templete fue desmontado y vuelto a montar en una finca particular del Monte El Viejo.

La realidad es que sus hierros fueron fundidos y otros vendidos como chatarra. Casi 60 años después, nadie ha localizado la finca donde se ha vuelto a montar, ni tan siquiera con la ayuda de Google Maps. La idea de su existencia es muy romántica, pero, desgraciadamente, falsa. Una pena que no se hubiese conservado buscándole otra ubicación.

Archivo HIstórico de la Provincia de Palencia. Colección de Postales de Palencia_Reg 6620

Lo que sí es cierto es que existe una “copia” de este templete en Portugalete, ya que la empresa de Petrement (más bien su evolución posterior) resultó adjudicataria de la construcción de la parte metálica de un templete para esa ciudad.

En el diseño utilizo los planos que tenía en su poder, de la construcción palentina. Aunque no nos sirva de consuelo, al menos, podemos ver, de forma real, no sólo en fotos, cómo era el nuestro.

 

Javier de la Cruz Macho es Doctor en Historia y profesor de Enseñanza Secundaria. www.alcaldespalencia.es

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí