La estudiante palentina Andrea Teresa Gil nos envía su queja ante la actual escasez de salas de estudio disponibles en la actualidad, en plena época de exámenes. Esta es su carta abierta a las administraciones públicas:

Esta situación es indecente e indignante (que no inocente, pese a ser el día).

Me llamo Andrea Teresa Gil, no soy nadie, solo una estudiante más de Palencia que está cansada de esta situación, de no tener suficientes bibliotecas en Palencia. No soy representante formal de los estudiantes palentinos, pero estoy segura que todos ellos suscriben las palabras que voy a decir.

Estamos viviendo una mala situación en general producida por la pandemia, por las restricciones, por este año tan inusual… pero a todo esto se suma el no tener espacios suficientes en la capital en la que estudiar, TRABAJAR para algunos de nosotros, pues el estudio implica nuestro día a día.

Debido a las restricciones en cuanto al espacio, no hay suficientes plazas para todos nosotros en las pocas bibliotecas que quedan abiertas.

En Marzo se cerró la biblioteca del salón, pues expiró el plazo de la concesión que había entre el Ayuntamiento y Caja España. Desde el Ayuntamiento nos dijeron que no nos preocupáramos, pues cerraba esa pero habilitarían otras dos salas más, como no se dijo cuándo, seguimos a la espera.

La biblioteca pública de Eduardo Dato está en obras, cerrada a los estudiantes, las cuales iban a finalizar después del puente de Diciembre, pero como no se dijo de que año, también seguimos a la espera.

La biblioteca de la Yutera exige carnet de la UVA para poder entrar, pero muchos de nosotros no tenemos tal honor.

La biblioteca de LECRAC, está abierta y además tiene un muy buen horario, abre a las ocho de la mañana, pero es mejor que vayas a las siete y media para hacer cola (no creas que las colas solo se forman en los supermercados) porque si no te quedas sin sitio. Igual el covid no lo coges pero un resfriado te aseguro que sí. Por las tardes abre a las cuatro, pero vete mejor a las tres.

Igual parezco exagerada, pero cuando estudias todos los días del año y abres y cierras la biblioteca, creedme cuando digo que estoy cansada de hacer colas.

Yo no sé si habéis estado en este centro, pero tiene un montón de espacio, pero ese espacio es directamente proporcional a lo mal aprovechado que está. Hay un montón de salas enormes vacías, y no soy carpintera pero con dos caballetes y un tablero se puede hacer una mesa.

Otras bibliotecas como Miguel de Unamuno o centros CEAS como el de San Antonio tienen malos horarios, además de también un espacio insuficiente por las restricciones, pero es algo normal, con lo que ya contábamos.

Repito que aunque seamos estudiantes, para muchos de nosotros es un TRABAJO, que si bien se ha visto afectado por la pandemia como todos los demás, pero también por la pésima labor del Ayuntamiento. Pido que nos ayudéis, que habilitéis espacios para todos nosotros, porque haberlos haylos y que no nos olvidéis pues somos el futuro de Palencia.

Atentamente, una estudiante enfadada. 

Andrea Teresa Gil

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí