Villavega-de-Aguilar

La Diputación de Palencia selecciona siete inversiones prioritarias de abastecimiento de aguas del periodo 2020-2023, por un importe total cercano al millón de euros

El Boletín Oficial de la Provincia (BOP) ha publicado la resolución definitiva del Plan de Actuaciones Prioritarias de Abastecimiento de Aguas 2020-2023 de la Diputación de Palencia, que incluye siete inversiones por un importe total estimado que supera los 917.000 euros, que impulsará en el próximo bienio la institución provincial con una aportación del ochenta por ciento de la financiación.

Los siete ayuntamientos beneficiarios de este programa, ordenados por prelación aplicando los criterios técnicos de dicha convocatoria, que marcará el orden de ejecución son Meneses de Campos, Poza de la Vega, Boadilla de Rioseco, Barruelo de Santullán, Villalcón, Aguilar de Campoo —para una obra en Villavega de Aguilar— y Cervera de Pisuerga —para una inversión en San Felices de Castillería—. Cada municipio deberá aportar el 20% restante de la financiación de las obras.

VILLAVEGA DE AGUILAR Y SAN FELICES DE CASTILLERÍA.

Las dos inversiones de mayor cuantía son la nueva red de abastecimiento de Villavega de Aguilar, con un presupuesto estimado cercano a los 218.500 euros; y la renovación de la tubería de abastecimiento de Meneses de Campos, con un coste que se cifra en más de 192.000 euros. De las siete iniciativas seleccionadas, la de menor cuantía corresponde a la construcción del nuevo depósito en la pedanía de San Felices de Castillería, cuya ejecución se presupuesta en setenta mil euros.

El pleno de la Diputación de Palencia aprobó hace dos años las bases de este plan provincial 2020-2023 dirigido a los núcleos del medio rural de la provincia (menos de veinte mil habitantes), para una detección de necesidades que plantearan las entidades locales como administraciones competentes en abastecimiento de agua potable.

 

CONTROL DEL CONSUMO. La institución provincial, solidaria con ellas, presta a través del programa toda la asistencia técnica y una financiación preferente, al sufragar el ochenta por ciento del coste, como en todas las inversiones del llamado ciclo hidráulico (abastecimiento, potabilización, depósitos, distribución, alcantarillado, depuración…). Las entidades locales (ayuntamientos y mancomunidades) beneficiarias deben garantizar el control del consumo de agua potable en las localidades donde se pide cooperación para este servicio básico.

 

En julio de 2020 se aprobó una relación inicial de doce obras susceptibles de incorporarse al plan. Los servicios técnicos de la Diputación han redactado estudios previos y anteproyectos para definir esas actuaciones, con una estimación del presupuesto para comunicar a la entidad local solicitante la cuantía que debe asumir (20% del total). Con el presupuesto disponible por la institución provincial (112.500 euros de 2020, más 300.000 euros en cada una de las anualidades de 2021 a 2023), ha podido asumir siete de esas doce actuaciones prioritarias. En función de la puntuación otorgada y de la disponibilidad presupuestaria de la Diputación para el programa, se ejecutarán en el orden mencionado.

Otras tres de cierta envergadura han recibido la aprobación de la Diputación, que trabaja ya en la búsqueda de financiación adicional por parte de la administración autonómica, a través de la empresa pública Somacyl (Sociedad Pública de Infraestructuras y Medio Ambiente de Castilla y León). Estas tres inversiones son la mejora de la ETAP (Estación de Tratamiento de Agua Potable) de la Mancomunidad de Aguas Baltanás-Villaviudas, por un importe estimado cercano al millón de euros; la renovación de la aducción general desde Fuente Deshondonada hasta los depósitos de Cervera de Pisuerga, por un importe estimado que supera los 2,15 millones de euros; y la renovación de la captación de agua para Villamediana, obra que requerirá una inversión de más de 430.000 euros.

CRITERIOS DE EFICIENCIA MEDIOAMBIENTAL.

abastecimiento- obras diputaciónSobre la base de los principios de transparencia y objetividad para la concesión de ayudas, los criterios aplicados para baremar las solicitudes han sido la magnitud, relevancia y urgencia de la necesidad, valorándose la definición del problema y la existencia previa de soluciones, adaptadas a la singularidad de la zona de actuación; la viabilidad técnica y económica de la actuación, primándose la eficiencia de la solución; la utilidad social (población afectada, existencia de varios núcleos afectados y carácter supramunicipal de la inversión); la gestión adecuada del agua por parte de la entidad local solicitante, valorando positivamente las medidas de ahorro, el gravamen del consumo estacional a través de su ordenanza y el control efectivo de su cumplimiento; y finalmente, los criterios medioambientales, que asuman la sostenibilidad mediante infraestructuras tendentes a la eficacia y eficiencia de las captaciones, las conducciones, los depósitos y los tratamientos del agua para consumo

-Publicidad-

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí