Palencia Tierra Viva - Encuentro en Reinoso de Cerrato
Imagen de archivo de un acto de Palencia Tierra Viva - Encuentro en Reinoso de Cerrato

El ayuntamiento decidió convocar la asamblea para facilitar a la población la información necesaria para entender el alcance y las implicaciones del proyecto

Los asistentes expresaron su preocupación sobre diversos aspectos, enfatizando especialmente la cuestión de por qué la planta se ubicaría en Reinoso de Cerrato y la ausencia de un estudio a mayor escala que respaldara el cumplimiento del principio de proximidad

El 25 de enero de 2024 se celebró una asamblea vecinal en Reinoso de Cerrato, organizada por el Ayuntamiento debido a la fase de información pública vinculada a la solicitud de autorización ambiental y al estudio de impacto ambiental del proyecto “Planta de producción de biometano a partir de la digestión anaerobia de residuos orgánicos en Reinoso de Cerrato (Palencia)”, publicado en el BOCyL nº 11 del 16 de enero de 2024.

El objetivo principal de la asamblea fue proporcionar aclaraciones detalladas a los ciudadanos interesados sobre la información contenida en los documentos asociados a este expediente, en respuesta a las numerosas solicitudes recibidas en el ayuntamiento respecto a este proyecto. Es importante señalar que la empresa promotora, Biogás Cerrato S.L., fue informada sobre la creciente preocupación de la población en relación con este asunto y se le extendió una invitación para ofrecer una charla informativa. Sin embargo, la empresa respondió que lo harían más adelante. Dada esta situación, el ayuntamiento decidió convocar la asamblea para facilitar a la población la información necesaria para entender el alcance y las implicaciones del proyecto.

La primera parte de la sesión se centró en explicar la importancia de este tipo de infraestructuras en la sociedad y su capacidad para revalorizar residuos de este tipo. A continuación, se ofreció un resumen del funcionamiento y la operación de dichas plantas, detallando los beneficios y posibles impactos mencionados en la documentación del expediente de información pública. También se proporcionó una actualización sobre el estado del expediente en el ayuntamiento y se abordó la incompatibilidad de este tipo de industrias con la normativa urbanística del municipio. Finalmente, se habilitó un periodo para preguntas y debate, con el fin de fomentar la participación ciudadana.

Durante la última parte de la asamblea, los asistentes expresaron su preocupación sobre diversos aspectos, enfatizando especialmente la cuestión de por qué la planta se ubicaría en Reinoso de Cerrato y la ausencia de un estudio a mayor escala que respaldara el cumplimiento del principio de proximidad. Se subrayó que en Reinoso no se generan residuos susceptibles de ser tratados y que la localidad carece de instalaciones de gas para los vecinos.

La opinión general fue que existen ubicaciones más apropiadas para la planta, especialmente aquellas más cercanas a la fuente de producción de los residuos y en suelos ya acondicionados para albergar este tipo de industrias, como polígonos industriales equipados con suministros adecuados (agua, luz, desagües) y medidas de contención (para
contaminación, incendios).

Además, se cuestionó la elección de alternativas en el proyecto, que carecía de rigor técnico (dos alternativas de ubicación separadas por escasos metros) y la ausencia de un análisis socioeconómico adecuado que evaluara el impacto del posible olor y el incremento del tráfico de camiones en la localidad, estimado en 5,65 camiones por hora durante 14 horas diarias, transitando por rutas de paseo y muy cercanas al casco urbano.

Como resultado de estas inquietudes, los vecinos acordaron formar una plataforma ciudadana en contra de la implementación de la planta de biometanización en Reinoso de Cerrato, denominada “STOP BIOGÁS CERRATO”. Esta plataforma tiene como objetivo brindar apoyo a los ciudadanos interesados en presentar alegaciones relacionadas con el proyecto. Se configura como una iniciativa de relevancia social, dada la demografía del territorio, mayoritariamente compuesta por personas mayores y con acceso limitado a recursos como Internet, lo que genera una situación de vulnerabilidad y discriminación.

Este escenario dificulta una comprensión y participación efectiva en el proceso de alegaciones, y subraya la violación del Principio de Participación Ciudadana en el Proceso de Evaluación de Impacto Ambiental. Este principio debería haberse fomentado de manera proactiva antes de la presentación del EIA, garantizando así la inclusión y el respeto por las voces de todos los ciudadanos en el proceso de toma de decisiones.

-Publicidad-

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí