-Publicidad-

La galletera y los sindicatos rubrican un acuerdo que vincula el aumento de los sueldos al IPC y que pretende hacer fijos a la mayoría de la plantilla

Pactado en diciembre y rubricado a finales de enero, el convenio de Galletas Gullón es ya oficial después de haberse publicado hace unos días en el Boletín Oficial de la Provincia. Un nuevo convenio que pretende “ganar en calidad de empleo” como defiende Gorka López, presidente del comité de empresa de la galletera, al llevar la cifra de indefinidos por encima de los 1.000 trabajadores.

Porque sindicatos y la dirección de esta centenaria galletera ubicada en Aguilar de Campoo pactaron “la realización de 120 contrataciones indefinidas, bien por transformación o bien por contratación directa”. De esta forma, en el plazo de cinco años, que es la vigencia de este convenio, la temporalidad en la firma norteña quedará fijada en un 10% de la plantilla. “Hay que reconocer que la empresa debe tener un margen, un colchón, para amortiguar las diferentes necesidades derivadas de los pedidos, pero es reseñable que se extienda ese empleo de calidad a más de 1.000 personas”, defiende López (UGT) que defendió los intereses de los trabajadores junto a Beatriz Bravo (CCOO) e Iván Diez (CGT).

Foto de familia tras la rúbrica del convenio laboral de Gullón que ahora ha salido publicado oficialmente.

López destaca además la evolución del empleo indefinido en la factoría aguilarense, pasándose de unos 550 empleados en ese contrato en 2017, a más de 900 en la actualidad, para tener una previsión de sumar otros 120 en los próximos cinco años.

Sueldos vinculados al IPC.

Entre las partes más llamativas a día de hoy y especialmente viendo la evolución de los precios en las últimas semanas, son las tablas retributivas firmadas por la empresa, representada por Francisco Hevia, Fernando Saldaña y José Eugenio Rodríguez, y la parte social. Y más que estas, los incrementos fijados a lo largo de los próximos años.

Porque los salarios tendrán una vinculación al IPC real del mes de diciembre. “Por eso, en la negociación de las tablas de los primeros años no hemos sido muy, muy, exigentes”, apunta López, que también es el secretario general de UGT en Palencia. Así, el incremento salarial para los cinco años de vigencia del Convenio será: para el año 2022 y 2023 un 1,75%, en el año 2024 los salarios subirán en un 1,9%; el 2% en el año 2025 y el 2,2% en el año 2026. Sin embargo, existe una clausula de revisión que fija que la evolución de los sueldos estará siempre por encima del IPC.

Es decir, si el IPC real es superior al incremento pactado, se tomará como referencia ese IPC y se le sumará un 0,25%, de forma que los trabajadores no pierdan poder adquisitivo. Por ejemplo, si a 31 de diciembre de 2022, el IPC terminase en el 1,4%, el año próximo se le aplicaría el 1,75% de incremento pactado en los sueldos. Si terminase en el 1,8% (0,05% por encima de lo pactado) se aplicaría el 2,05% (IPC+,0,25%).  Si fuera del 7,4% que ha sido la interanual de febrero se aplicaría un 7,65%.

Jubilaciones anticipadas

Además, en materia también salarial, se fija un Plus de Asistencia que se percibirá por día efectivo de trabajo. “Del incremento resultante en este Plus de Asistencia por los incrementos salariales pactados, se traslada al Salario Base el 80% del incremento resultante para el año 2022 y 2023, el 70% para el año 2024, 2025 y 2026”. Es decir, parte del incremento que correspondería a ese plus se traslada al sueldo base, con lo que estos también se ven incrementados de esta forma y son consolidados, como explica López.

Gorka López también destaca lo firmado en los aspectos sociales como la extensión del permiso de lactancia, elevándose hasta las 16 jornadas, el aumento de las Becas para los hijos de los trabajadores, el mantenimiento de “una de las jornadas laborales anuales más bajas del sector (1.744 horas)” o el mantenimiento del acuerdo para las jubilaciones parciales con 61 años incorporando a nuevos relevistas. “Tenemos gente que lleva trabajando en Gullón más de 40 años y poder jubilarse de forma parcial a los 61, puede ser una recompensa para ellos”.

“Compromiso con los trabajadores”

Para Paco Hevia, director Corporativo de Galletas Gullón, “estas medidas reflejan el valor que para Galletas Gullón tienen las personas que forman parte de la compañía. Ellas son las responsables del éxito de la galletera que, ubicada en Aguilar de Campoo y con 130 años de historia, cuenta con una importante proyección a escala nacional e internacional. Por eso, nuestro compromiso, primero y, ante todo, con su desarrollo profesional dentro de una empresa que sea sostenible y siga creciendo”.

Dentro de un contexto de satisfacción por la negociación, plasmada ahora en el Boletín Oficial de la Provincia, el presidente del Comité de Empresa cree que se han dejado cosas pendientes como algunos beneficios sociales en materia de licencias, pero reconoce que se trata de un buen acuerdo a cinco años vista “que dé estabilidad tanto a los trabajadores como a la empresa”. Este convenio afecta a unas 1.100 personas de Gullón, independientemente de las que trabajan para la planta de VIDA (también de este grupo galletero), que tienen su propio convenio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí