-Publicidad-

La Diputación de Palencia ha resuelto la convocatoria de este año de las subvenciones a los ayuntamientos y entidades locales menores destinadas a la promover el voluntariado ambiental en la provincia.

El denominado programa “A huebra” de esta administración beneficiará en 2022 a treinta y tres municipios, entre los que distribuirá 131.416 euros, y diez entidades locales menores, que recibirán en total 38.584 euros.

Los entes locales del medio rural vienen mostrando creciente interés en este programa de recuperación ambiental desde que fue creada por la Diputación de Palencia en 2012, inspirándose en la ancestral costumbre que existía en muchos pueblos del toque a huebra, también denominado toque de facendera o hacendera («trabajo a que debe acudir todo el vecindario, por ser de utilidad común»)

Con ese ese espíritu y compromiso de colaboración entre los vecinos, la institución provincial impulsa cada año este programa, que en su década de existencia ha promovido más de trescientas actuaciones de voluntariado entre la población del medio rural palentino para mejorar y mantener los espacios comunes de sus localidades.

Multiplicado por seis

A la vista de la demanda de solicitudes, el equipo de gobierno de la Diputación de Palencia reforzó la partida presupuestaria de este 2022 en cincuenta mil euros más, hasta alcanzar los 170.000 euros, el 42% más que la consignación del pasado ejercicio para estas ayudas que gestiona el Servicio de Infraestructuras Urbanas y Ambientales, que dirige el diputado provincial Miguel Abia. El éxito del programa queda patente en el hecho de que la cantidad destinada a las ayudas “A huebra” se ha multiplicado por seis en esta década, desde los veintisiete mil euros destinados en 2012.

Según la reciente resolución, adoptada tras baremar las peticiones conforme a los criterios establecidos las bases de la convocatoria, los treinta y tres ayuntamientos beneficiarios en 2022 son Abarca de Campos, Abia de las Torres, Alar del Rey, Autillo de Campos, Barruelo de Santullán, Boadilla del Camino, Carrión de los Condes, Cubillas de Cerrato, Fuentes de Nava, Guardo, Guaza de Campos, Herrera de Pisuerga, Herrera de Valdecañas, Hornillos de Cerrato, Husillos, La Pernía, Magaz de Pisuerga, Marcilla de Campos, Mazariegos, Monzón de Campos —para una actuación en Villajimena, Olea de Boedo, Payo de Ojeda, Quintana del Puente, Ribas de Campos, Saldaña, San Cebrián de Campos, Santoyo, Támara de Campos, Venta de Baños, Villada, Villaherreros, Villamartín de Campos y Villamuriel de Cerrato. 

Máximo de 5.000 euros

Aunque el importe medio de la ayuda recibida por los ayuntamientos se aproxima a los cuatro mil euros, la cantidad varía en función de la entidad y valoración de cada proyecto, y este año va desde el mínimo de mil euros asignado al de San Cebrián de Campos (para la recuperación de una pradera en Amayuelas de Abajo) hasta el máximo de cinco mil euros que percibirán once municipios (Barruelo de Santullán, Carrión de los Condes, Guardo, Herrera de Pisuerga, Herrera de Valdecañas, Hornillos de Cerrato, Husillos, Mazariegos, Santoyo, Támara de Campos y Villamartín de Campos) para sus respectivas actuaciones.

Por lo que respecta a las entidades locales menores, las beneficiarias son Barrio de Santa María, Estalaya, Nava de Santullán, Quintanilla de Onsoña, Riosmenudos de la Peña, San Martín del Valle, Santervás de la Vega, Sotillo de Boedo, Torre de los Molinos y Villapún. El promedio de subvención concedida por la Diputación de Palencia a estas diez localidades ronda los 3.860 euros. Reciben el máximo de cinco mil euros tres juntas vecinales (Sotillo de Boedo, Villapún y San Martín del Valle), en tanto la entidad local menor de Torre de los Molinos recibe el mínimo de este grupo (2.700 euros). 

Las actuaciones subvencionadas con cargo al programa “A huebra” se refieren a la adecuación ambiental de espacios comunes de uso habitual que contribuyan a proteger la salud humana, luchar contra el cambio climático, mejorar la calidad del aire, el agua y ofrecer espacios para el ocio y la recreación. También cabe la recuperación de espacios para su función ecológica, y así proporcionar ventajas ambientales como sumidero de carbón atmosférico, filtro ambiental de contaminantes, fuente de oxígeno o reducción del efecto de isla calor. 

Infraestructura verde

Asimismo, se apoya la mejora de la infraestructura verde municipal, como parques, jardines, riberas, huertos, humedales, vías pecuarias, cubiertas verdes; así como de corredores ecológicos conectando las citadas zonas con las periurbanas. También se respaldan actuaciones para mantener o aumentar la biodiversidad asociada a los espacios urbanos y periurbanos, la mejora de sus hábitats, la gestión de especies beneficiosas que contribuyan a la lucha biológica y el fomento de las especies polinizadoras.

Otras intervenciones subvencionables consisten en la puesta en marcha de compostaje comunitario, mediante un programa de formación a los habitantes del municipio y un compromiso

de seguimiento por parte de una persona designada por el Ayuntamiento para llevar a cabo las tareas de seguimiento, comprobación y volteo del compost, que previamente ha recibido en el programa de formación todas las instrucciones necesarias para llevarlo a cabo.

Finalmente, también son susceptibles de ayuda las labores de restauración de elementos tradicionales ligados a la cultura local, popular que, junto con los valores paisajísticos, incrementen o fomenten el turismo en los municipios; al igual que la creación de huertos municipales con criterios de sostenibilidad y uso de compostaje, y espacios no contaminantes que propicien la biodiversidad y la calidad ambiental del municipio

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí